´El Niño ya está madurando´

287

El director de la Unidad de Gestión del Riesgo, Eduardo José González, aseguró que la temporada de sequía este año afectó 462 municipios y dejó 1600 eventos relacionados con el verano.

El fenómeno natural está llegando a diferentes zonas del país, especialmente al Caribe colombiano.

 

Ya estamos advertidos. Se avecina una de las más duras sequías que nos pondrá a sufrir por la carencia de agua. El llamado Fenómeno de ´El Niño´ comenzó a asomarse y con mucha fuerza en el Caribe colombiano, principalmente en el departamento del Magdalena.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano Picón, emitió un llamado de alerta y prevención ante la inminente llegada de ´El Niño´ a finales de este año y comienzos del 2019, por los impactos que tendrá en varias regiones y sectores del país.

 “El Niño ya está madurando y está impactando con una madurez del 90 % al país”, explicó el ministro, quien añadió que sobre los departamentos de la región de la Orinoquía se dará especial atención antes de lo previsto, ya que muestran sequía en sus ecosistemas boscosos.

El jefe de la cartera de ambiente explicó que para el mes de enero los departamentos de Arauca, Casanare, Meta, La Guajira, Magdalena, Atlántico, Cesar, Córdoba y Antioquia, presentarán escasez de lluvias.

 “El fenómeno se caracteriza por altas temperaturas, por encima del promedio, impactando especialmente la región Amazónica. En ese sentido lanzamos el” Pacto por los bosques, con el objetivo de evitar los incendios forestales y evitar el aumento de la deforestación por el acaparamiento de tierras en esta región”, sostuvo el Minambiente.

Desde el Ministerio se recordó la importancia de ahorrar agua, pues incluso en los meses de marzo y abril podrán percibirse lluvias por debajo del promedio.

Así mismo, la cartera informó que entre  los sectores expuestos están el Agropecuario forestal, con afectaciones en los cultivos debido a la ocurrencia de incendios de cobertura vegetal e incendios forestales; en cuanto al transporte, por el impacto que puede verse en las vías terrestres por desestabilización de laderas y afectación marítima por los bajos niveles de los ríos, y Ambiental, por la posible pérdida de bosques, biodiversidad por incendios de la cobertura vegetal y la contaminación de las fuentes hídrica.

En cuanto a la salud, se prevé un aumento de vectores que facilitan el incremento de enfermedades en la población en general, mientras que para el caso del sector energético se espera un descenso en los niveles de los embalses. Con relación al agua potable se espera una reducción en la oferta hídrica en algunas regiones del país. Desabastecimiento racionamiento parcial /total del agua potable.

El ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, insistió en que “el Fenómeno del Niño ya está impactando a Colombia, ya está impactando las hectáreas productivas especialmente en la región Caribe y de la Orinoquía. Noviembre fue un mes muy seco en esta región, se redujo en 70 % las precipitaciones y esto se extendió a la Orinoquía que climáticamente es muy Caribe, cosa que no sucedía mucho con otros fenómenos del Niño”.

Aseguró que en algunas regiones se esperan temperaturas hasta de un grado por encima del promedio y que hay preocupación en el Gobierno porque este Fenómeno del Niño podría extenderse hasta una parte del Amazonas y afectar los bosques.

“Se espera un déficit de entre el 60 % y el 80 % de precipitaciones e inclusive mayor en algunas regiones”, dijo el Ministro al explicar las predicciones del Ideam para enero y febrero. Agregó que la disminución en las lluvias también podría extenderse a marzo y abril.

Además, hizo un llamado a los sectores más afectados por las sequías, para que se tomen medidas preventivas. Explicó que estos son el de ambiente, debido a la pérdida de los bosques por la quema indiscriminada; el sector transporte por posibles deslizamientos debido a la inestabilidad del terreno; el desabastecimiento de los municipios a nivel de agua potable y el sector agropecuario.

LO QUE DICE UNGRD

Según Eduardo José González, director de la Ungrd, las probabilidades de ocurrencia del fenómeno del Niño en el país durante el primer trimestre de 2019 son de entre el 80 y el 90%, pero “el país está preparado para afrontarlo”, según Eduardo José González, director de la Ungrd.

Indicó que de acuerdo con el Ideam, aunque no llegue a presentarse un fenómeno del Niño, dadas las condiciones de calentamiento de las aguas del Pacífico habrá un déficit de lluvias.

 “Es así como desde el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Ambiente y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, en conjunto con toda la institucionalidad se vienen adelantando acciones en materia de prevención para reducir el impacto que pueda tener este fenómeno en el país”, señaló.

Para esto, desde el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo en conjunto con todos los sectores, ya se tiene listo el Plan Nacional de Contingencia para enfrentar el fenómeno del Niño, con lo que se busca prevenir, dar respuesta y recuperarse ante las consecuencias y afectaciones que pueda generar.

“La estrategia de comunicaciones del Gobierno nacional que viene preparándose se denominará #TodosPreparados y #TodosContraElDerroche que se articulará con las acciones establecidas en el plan de contingencia aunado a un Conpes, el 3947, en donde los diferentes sectores trabajarán desde sus temas para dar la respuesta integrada y coordinada del Gobierno nacional” señaló el director de la Ungrd.

Este posible Niño se podría generar en el país como consecuencia de la falta de lluvias, incendios de cobertura vegetal (altos niveles de radiación solar junto con las quemas podrían generarlos), heladas (afectando pastos y cultivos en zonas del antiplano Cundiboyacense, Santander, Nariño, Cauca y Antioquia); Procesos erosivos (ante la pérdida de humedad incrementa la ocurrencia de deslizamientos de tierra); altas temperaturas del aire (incremento de sensación térmica corporal afectando a la población y animales); disminución en nivel y cauce de los ríos y control de vectores.

Las regiones que pueden verse más afectadas tanto por “El Niño” como por el déficit de lluvias son: Caribe, Andina, Pacífica y zonas de la Amazonía, siendo los sectores más expuestos el agropecuario y forestal, transporte, ambiente, salud, energía y agua potable.

De otro lado, se reportó por parte de la entidad, que la segunda temporada invernal deja -por ahora- 22.613 familias afectadas.

Señaló, además, que han fallecido 46 personas. Se registran 30 heridas y tres desaparecidos. Adicional, las lluvias han generado 425 eventos en todos los departamentos del país.

“Los eventos que se han registrado son inundaciones (158), deslizamientos (102), vendavales (95), crecientes súbitas (27), avenidas torrenciales (10), remoción en masa (15), granizadas (12) y tormentas eléctricas (6)”, indicó la entidad.

También podría gustarte