‘A mil  contra la desnutrición’ llegó a El Retén y la Zona Bananera

262
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El programa “A mil contra la Desnutrición” es una alianza entre Fundación Banasan, Cajamag y Fundeban.

El programa ‘A mil contra la desnutrición’, cumpliendo su objetivo de combatir el flagelo en niños menores de 5 años,  logró la recuperación nutricional del 77% de los infantes  con compromiso agudo, atendidos en el 2018, en el municipio de El Retén y el 61.5% en los corregimientos de Guacamayal y Río Frío, municipio Zona Bananera.

Esta iniciativa de  la Fundación Banasan, contó este año con aliados estratégicos como la Caja de Compensación del Magdalena CAJAMAG y la Fundación Social de Tecbaco S.A. FUNDEBAN, articulación que permitió fortalecer la capacidad de intervención, ampliando beneficiarios y lugares de implementación de esta estrategia de seguridad alimentaria y nutricional.

EL PROGRAMA

Ere programa tiene como objetivo reducir el índice de desnutrición en niños menores de cinco años y madres gestantes y lactantes durante los últimos 7 años, lo cual se hace posible coordinando actores y estableciendo estrategias que conlleven a las comunidades a realizar buenas prácticas alimentarias.

Este año en el departamento del Magdalena, el  programa atendió a 309 beneficiarios directos, entre los que se encuentran niños y niñas de 0 a 5 años, madres gestantes y lactantes; y 1475 indirectos que componen el núcleo familiar para un total de 1784 beneficiados.

El esquema de atención de ‘A mil contra la desnutrición’ en la parte médica  inicia con  una valoración nutricional; se realiza periódicamente un seguimiento antropométrico; desparasitación; verificación del esquema de vacunación; entrega de medicamentos y de complementos alimenticios o micronutrientes y se realizan jornadas de higiene oral y pediculosis.

De manera transversal se realiza  acompañamiento psicosocial a los beneficiarios y cuidadores, con el fin de promover una sana convivencia familiar y comunitaria  a través de la lúdica y el aprendizaje. Todo esto con el propósito de lograr un empoderamiento personal y comunitario, que contribuya a mejorar la calidad de vida de las comunidades atendidas.

 

HUERTAS CASERAS

Con el fin de asegurar la alimentación de los menores y sus familiares se incentiva  a través del programa la  implementación de huertas caseras y la realización de talleres relacionados con la manipulación de los alimentos y buenos hábitos de consumo.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte