Santa Marta se llenó de luz y armonía familiar

[themoneytizer id=”22300-1″]

Con mucha devoción los samarios participaron en la procesión de la Inmaculada Concepción. /MONTINER ALVIS

Con mucha devoción, en Santa Marta honraron a la Inmaculada Concepción. Además participaron en la Santa Eucaristía en la Catedral Basílica de la ciudad.

 

Como una tradición que perdura a través de los años, se celebró el ‘Día de las Velitas’ en Santa Marta, donde los ciudadanos iluminaron las calles con sus velas blancas y de colores, las cuales eran cubiertas en su gran mayoría por faroles.

Durante la noche del 7 de diciembre y la madrugada del 8 de diciembre, los samarios compartieron en familia la primera de las cuatro fiestas como dice una canción del fallecido ‘Cacique de la Junta’ Diomedes Díaz en una canción.

Las calles y las casas de la ciudad estuvieron iluminadas de amor, paz, tranquilidad y unión familiar. Esta es una tradición que sigue viva en los corazones de los samarios, los cuales celebraron acompañados de buena música junto a sus seres queridos.

La primera fiesta marca el comienzo de la Navidad, época esperada por miles de personas en la ciudad, donde prevalece la alegría  en las casas y barrios de Santa Marta.

Así mismo, los niños fueron los protagonistas en el ‘Día de las Velitas’ porque disfrutaron encender las velas y ponerles los faroles para que perduraran toda la noche.

Además, los adultos le dan un significado diferente a este día, pues muchos encienden las velas para dar gracias por los familiares que los acompañan en sus vidas y por aquellos que están en el cielo.

LAS TRADICIONES

Las principales tradiciones son los faroles que maximizan la luz de las velas, las cuales adornan las calles y los andenes de la ciudad; así mismo, las familias reunidas en las terrazas de las casas y niños disfrutando de las velitas, fue lo que se vivió en esta fecha especial.

Lujena Manjarrez, habitante del barrio 20 de Julio, manifestó que lleva 35 años de su vida manteniendo la tradición de las velitas, heredada de sus padres.

“Los tiempos han cambiado un poco porque antes el ambiente era más festivo, incluso más familiar. Ahora vemos que las personas prefieren irse a las discotecas y eso hace que la tradición se vaya perdiendo; sin embargo, aún existen cientos de familias como la mía que impone la tradición ante cualquier cambio que haya en el entorno”, precisó Granados.

Por su parte, en Pescaíto Dannys Valderrama decidió reunirse, con toda la familia y vecinos, para celebrar la Noche de las Velitas, “nos reunimos durante la noche para iniciar las festividades de fin de año y prendimos los farolitos llenos de positivismo, y con buenos deseos”, señaló.

CELEBRACIÓN DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

La celebración de la Inmaculada Concepción de María se vivió a plenitud ayer en todo el departamento del Magdalena y su capital. Desde la madrugada muchos magdalenenses, fieles devotos de la Madre de Jesús, salieron a las puertas de sus casas para encender las velitas en su honor y colocarles los farolitos de colores como un colorido homenaje, tradición que aunque muchos digan está desapareciendo, se mantiene viva en el corazón de los católicos.

En la mayoría de los municipios magdalenenses es una sola fiesta la que se vive en esta época del año, pues los vecinos comparten las festividades que también se combinan con las ceremonias de grado de los bachilleres del 2017.

En Santa Marta, al igual que muchas ciudades capitales del país, la fiesta de la Inmaculada Concepción es toda una tradición, en el caso de la ‘Perla de América’, los barrios más populares la siguen, y es así como se observó en muchos hogares con el acompañamiento de la música de antaño y de moda, que las familias encendieron las velitas y les colocaron faroles,   buscando con ello protegerlos de ‘la loca’, la fuerte brisa que se viene presentando paulatinamente en Santa Marta por esta época del año y comienzos del que viene.

Con estos actos religiosos llenos de fe y devoción se recordó que La Virgen María es Inmaculada gracias a Cristo su hijo, puesto que Él iba a nacer de su seno es que Dios la hizo Inmaculada para que tenga un vientre puro donde encarnarse. Ahí se demuestra cómo Jesús es Salvador en la guarda de Dios con María y la omnipotencia del Padre se revela como la causa de este don.

La Inmaculada Virgen María nos muestra la necesidad de tener un corazón puro para que el Señor Jesús pueda vivir en nuestro interior y de ahí naciese la Salvación. Y consagrarnos a ella nos lleva a que nuestra plegaria sea el medio por el cual se nos revele Jesucristo plenamente y nos lleve al camino por el cual seremos colmados por el Espíritu Santo.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte