La ‘Inmaculada’ iluminó los corazones samarios

424
[themoneytizer id=”22300-1″]

En la catedral Basílica de Santa Marta se celebró la Misa Solemne en honor a la Inmaculada Concepción. /MONTINER ALVIS

La víspera de la Inmaculada Concepción comenzó con procesión organizada por la Catedral Basílica y continuó con la ‘Noche de las Velitas’, que se extendió hasta el amanecer de ayer, en los barrios de la ciudad.

 

‘La Perla de América’ se vistió de gala desde tempranas horas del viernes 7, último día de la Novena, para honrar a la Virgen con diferentes actos religiosos los cuales tuvieron como epicentro a la Catedral Basílica, donde acudieron residentes y turistas que por estos días, visitan la ciudad.

A las 6:00 a.m. inició el recorrido del Rosario de la Aurora que salió de la ‘Madre de todas las iglesias colombianas’, transitó con plegarias por la carrera 4 hasta llegar a la Avenida Santa Rita; luego, cruzó por la carrera 2 y subió por la calle 17 para arribar nuevamente en la parroquia.

Al caer la tarde, la comunidad volvió a ‘La Catedral’ para congregarse en la misa honorífica a Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción que comenzó a las 6:00 de la tarde; esta es una cita anual e ineludible para los fieles que siempre se encomiendan a ella en oración.

La eucaristía fue presidida por monseñor Luis Adriano Piedrahíta Sandoval, obispo de la Diócesis de Santa Marta y en la que también participó el párroco de la Catedral, presbítero Félix López Escorcia.

La ‘Ceremonia de la Luz’ finalizó y se dio paso a la procesión por las calles aledañas, recorridas por los devotos quienes con velas y faroles en mano, revivieron las tradiciones ancestrales y resaltaron la importancia de esta celebración, para la ciudad.

Con el corazón regocijado y la fe renovada, los asistentes regresaron a casa para continuar avivando la llama de la esperanza y la convicción; esa es la consigna año tras año, cada noche del 7 de diciembre, en Santa Marta.

Sí, todavía existen quienes no dejan que la tradición se apague e iluminan sus hogares con las velas, que aumentan su fuego gracias a los faroles; la primera de ‘Las Cuatro Fiestas’ comenzó y con ella, la apertura de la Navidad para todo el territorio colombiano.

Durante la madrugada, las familias salieron a las puertas de sus casas para ambientarla con el calor de las velitas; amor, paz, tranquilidad y unión fueron el mejor acompañante, además de la buena música, para celebrar.

Los pequeños como siempre, fueron los que más se divirtieron en esta fecha, que también dio apertura al alumbrado navideño en algunos barrios de ‘La Samaria’, como Manzanares y Pescaíto, en la tradicional calle 7, adornada a lo largo y ancho con luces y guirnaldas.

Nuevamente la devoción y el fervor a la Madre de Dios relucieron en Santa Marta, por cuenta de las festividades a la advocación de la ‘Inmaculada Concepción’ que cada 8 de diciembre, inician “un sabroso amanecer”, tal como lo afirma el maestro Adolfo Echeverría en su ícono musical ‘Las Cuatro Fiestas’.

A las 10:00 de la mañana se celebró nuevamente la misa en conmemoración de la Virgen y además, las Primeras Comuniones, que se convierten en una de las celebraciones sociales más comunes durante el mes de diciembre, junto con los grados y matrimonios.

Decenas de pequeños recibieron por vez primera a Jesucristo en su corazón, como muestra de que se ciñen al propósito Divino en sus vidas, eternamente y para siempre;

La ceremonia fue oficiada por el presbítero Félix López, párroco de la Catedral y en la que los niños, estuvieron acompañados de sus familiares y la comunidad que acudió masivamente, para luego participar de otra procesión y del agasajo para los menores.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte