Mataron a machete a conductor de Claro

384
[themoneytizer id=”22300-1″]

Sergio Andrés Estrada Caballero, de 22 años, fue asesinado a machete en la madrugada de ayer cuando un sujeto le propinó una contundente herida en el cuello, en medio de una riña ocurrida en un estadero de La Nevada.

En la violenta riña, dos familiares de la víctima resultaron heridos. Los hechos ocurrieron tras ver el partido de Junior-Medellín.

 

En tragedia terminó un hecho de intolerancia registrado en la madrugada del domingo, frente a un establecimiento público ubicado en el populoso sector de La Nevada, al noroccidente de Valledupar, donde un joven de tan solo 22 años resultó muerto cuando le cortaron el cuello.

La víctima fue identificada por las autoridades como Sergio Andrés Estrada Caballero, quien desde tempranas horas de la tarde departía con varios de sus familiares en un estadero de razón social ‘Qatar’, situado en la calle 41 con carrera 2, sobre la llamada ‘calle ancha’ de ese barrio, para disfrutar de la final del fútbol colombiano entre Junior de Barranquilla y Deportivo Independiente Medellín.

Tras la victoria del equipo tiburón, el joven y sus allegados disfrutaban de algunas cervezas, festejando el triunfo; pero al parecer, poco antes de la 1 a. m., varios sujetos armados con machetes llegaron a ese lugar de manera violenta y originaron una riña.

Como resultado de la misma, el occiso recibió una contundente herida en la parte izquierda de su cuello que le causó la muerte minutos después, mientras que su tío Olmer Manuel Caballero, recibió una herida de arma blanca en el brazo, y su primo Luis Alberto Caballero Olivero, de 21 años, fue cortado en la muñeca.

ASÍ PASÓ

“Llegaron tres personas amenazando con altanerías y de manera grotesca, y arremetieron contra quienes estábamos ahí. Mi sobrino trató de salirse del enredo para no ser alcanzado por algún objeto y uno de ellos le lanzó un machetazo en el cuello, ocasionándole la muerte casi que de forma instantánea. Él nunca había tenido altercado con esa gente; la discusión había sido con otros sujetos. Ellos decían que los buscaban para matarlos, pero al final se encontraron con personas ajenas y aun así, acabaron con la vida de una persona inocente. La persona que lo agredió, al ver que él hizo un movimiento hacía él, pero que en realidad era para cruzar la calle, como que creyó que lo iba a atacar y le mando el machete en el mismo instante”, contó el tío del fallecido, Javier Caballero.

Señaló también que decidieron quedarse después del partido porque la víctima había estado de viaje, recién llegaba a la ciudad, y por ello querían compartir en familia.

Debido a que este es trabajador del área de la salud, inmediatamente intentó brindarle los primeros auxilios y como pudieron, lo trasladaron hasta el Hospital Eduardo Arredondo Daza, en la sede de ese barrio, donde habría llegado con vida pero poco después falleció pese a los esfuerzos de los galenos del lugar, ya que la pérdida de sangre causada por la ruptura de la vena yugular, fue demasiada.

Poco después, miembros del grupo de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, hicieron presencia en ese centro asistencial para realizar la inspección técnica al cadáver que posteriormente fue trasladado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, para que le practicaran los exámenes de necropsia de rigor.

LA DESDICHA FAMILIAR

Sobre la víctima se conoció que era padre de una bebé de cinco meses, residía con su mujer y su hija en la en la manzana 56 casa 1 del barrio Villa Tayrona, ubicada al noroccidente de la ciudad.

Además, se ganaba la vida como conductor para la empresa Claro Telefonía Móvil y era oriundo de Plato (Magdalena), aunque será sepultado en Valledupar.

Entre tanto, las dos personas que resultaron lastimadas en el hecho permanecen a la espera de la evolución de sus heridas, que aparentemente sufrieron serios compromisos corporales por las mismas.

“Mi hermano y mi sobrino al verlo herido, intentaron reaccionar y agredir a los sujetos pero fue imposible, por el contrario, terminaron agredidos. La policía estuvo presente en el caso y gracias a ello se logró la captura a uno de ellos. No los dejamos hospitalizados por cuestiones de seguridad, nos los llevamos a la casa tan pronto los atendieron”, contó Javier Caballero.

Sobre Luis Alberto Caballero se conoció que se gana la vida haciendo oficios varios y reside en el barrio Don Alberto; mientras que Olmer Manuel Caballero se gana la vida como comerciante, vive en Bello Horizonte y presenta anotaciones por hurto, con fecha del pasado 6 de junio.

SINDICADO NO ACEPTÓ CARGOS

Tras ser señalado por un familiar de las víctimas como el responsable del asesinato, Breyner David Pertuz Corrales, de 23 años, fue capturado por uniformados de la Policía Nacional que llegaron a tomar control de la riña.

Mientras en la mañana de ayer los familiares del joven conductor aguardaban en la entrada de la morgue de Medicina Legal a que les entregaran su cuerpo para poder brindarle el sepelio, este fue presentado ante el Juzgado Primero Penal Ambulante Municipal con Funciones de Control de Garantías para enfrentar las audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.

Durante la diligencia que se realizó en la oficina del despacho, la Fiscalía 14 Seccional URI le endilgó la conducta de homicidio agravado, al cual no se allanó. Posteriormente, dicho tribunal decidió acoger la solicitud del acusador e imponerle una medida privativa de la libertad en establecimiento carcelario, en tanto se aclara su participación en el suceso.

Cabe anotar que según las autoridades, las otras dos personas que habrían protagonizado el crimen están plenamente identificadas y se está a la espera de que se emitan órdenes de capturas en sus contras para poder aprehenderlos.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte