¡Prepárese! El Niño llegará en año nuevo

341

“El niño ya está madurando y está impactando con una madurez del 90 % al país”, explicó el ministro Ricardo Lozano.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Aunque por estos días el país vive la segunda temporada de lluvias del año y hay departamentos como Chocó que están viviendo emergencias a causa de las inundaciones, el Gobierno Nacional anunció, oficialmente, la llegada de El Niño a finales de este año y comienzos del 2019, que afectará a gran parte del territorio nacional.

“El Niño ya está madurando y está impactando con una madurez del 90 % al país”, explicó el ministro Ricardo Lozano, quien añadió que, para el mes de enero, los departamentos de Arauca, Casanare, Meta, La Guajira, Magdalena, Atlántico, Cesar, Córdoba y Antioquia, presentarán escasez de lluvias

Además, habrá especial atención sobre los departamentos de la región de la Orinoquía que antes de lo previsto, ya muestran sequía en sus ecosistemas boscosos.

“El fenómeno se caracteriza por altas temperaturas, por encima del promedio, impactando especialmente la región Amazónica. En ese sentido lanzamos el Pacto por los bosques, con el objetivo de evitar los incendios forestales y evitar el aumento de la deforestación por el acaparamiento de tierras en esta región”, sostuvo Lozano, quien además agregó que, efectivamente, el país está en temporada de lluvias, “no obstante, está lloviendo menos de lo que estamos acostumbrados. Lo importante es comprender y prepararnos para lo que será la sequía a final de año y comienzo del próximo”, explicó.

De acuerdo con los pronósticos, El Niño podría incluso afectar los meses de marzo y abril con lluvias por debajo del promedio.

Como respuesta al posible El Niño, los análisis del Ideam estiman una reducción de precipitaciones entre 50 % y 70 % en la mayor parte del territorio colombiano, especialmente en la región Andina.

No obstante, para diciembre se proyectan volúmenes de precipitaciones muy cercanos a los promedios históricos en San Andrés, sur de la región Caribe; Santander, en la región Andina, Orinoquía y sur de la Amazonia.

VIENEN RECURSOS

Con el fin de que el país esté preparado, el Gobierno Nacional presentó un documento Conpes con el cual se espera atender las consecuencias de la sequía disponiendo de varias estrategias y, principalmente, recursos por 55.256 millones de pesos.

 “Con el Conpes se prepara el país para atender un eventual fenómeno de variabilidad climática a través de estrategias de coordinación que permitan reducir sus afectaciones”, explicó Lozano.

De acuerdo con el funcionario, lo que se busca es dar lineamientos a los diferentes sectores (ver recuadro) para reducir costos de atención y minimizar los impactos del fenómeno a partir de la identificación de las condiciones de riesgo, la reducción de la vulnerabilidad sectorial y territorial, así como la atención de mecanismos de seguimiento a la respuesta y la evaluación de las afectaciones e impactos.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia, destacó que dentro del sector se diseñará una estrategia de mantenimiento de la productividad agropecuaria, que incluya programas de alimentación bovina, habilitación de líneas de crédito, promoción y prevención de vectores de enfermedades y el uso de instrumentos financieros.

“Este Conpes permite aterrizar la acción estatal con el fin de mitigar los impactos de corto, mediano y largo plazo de fenómenos de variabilidad climática”, indicó Valencia.

 

EL FENÓMENO YA ESTÁ IMPACTANDO

Agropecuario forestal: Afectación de cultivos debido a la ocurrencia de incendios de cobertura vegetal e incendios.

Transporte: Afectación a vías por desestabilización de laderas y afectación marítima por los bajos niveles de los ríos

Ambiente: Pérdida de bosques, biodiversidad por incendios y la contaminación de los ríos.

Salud: Aumento de vectores que facilitan el incremento de enfermedades en la población.

Energía: Descenso en los niveles de los embalses.

Agua Potable: Reducción en la oferta hídrica en algunas regiones del país. Se podría presentar racionamiento de agua.

 

DISMINUCIÓN DE LLUVIAS

Por su parte, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) informó que las disminuciones de las lluvias en noviembre en el Norte y Oriente del país están asociadas al fenómeno de El Niño.

De acuerdo con el Ideam, la posible ocurrencia del evento cálido coincidirá con la primera temporada seca del año, por lo que la entidad metereológica recomienda estar alerta para reducir las afectaciones ocasionadas por este fenómeno de variabilidad climática.

 “Las cuatro regiones de El Niño en el océano Pacifico tropical mostraron un aumento en las anomalías en octubre y en noviembre. Desde octubre, los vientos alisios en la zona oriental del Pacifico tropical se han debilitado temporalmente hasta niveles característicos de un evento de El Niño, pero no se han registrado valores sistemáticamente más débiles de lo normal”, explicó el Ideam.

 

ALERTAS

De acuerdo con el Ideam, debido al aumento de las temperaturas y de los altos niveles de radiación solar pueden aumentar la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal. Por eso, la entidad sugiere prestar especial atención a los Parques Nacionales Naturales en el territorio nacional.

Así mismo, la entidad resaltó que se pueden presentar heladas agrometeorológicas causando afectaciones a los pastos y cultivos en zonas del altiplano cundiboyacense, Santander, Nariño, Cauca y Antioquia.

Por otra parte, y ante la pérdida de la humedad en el suelo, se incrementa la probabilidad de deslizamientos de tierra (desestabilización de laderas).

El Ideam llamó la atención a la disminución de los niveles y cauces de los ríos como el Magdalena. De igual forma, el desabastecimiento de agua potable en municipios de las regiones Caribe, Andina y Orinoquia.

También podría gustarte