Alcaldía se prepara para demoler el Hotel Benjamín

493
[themoneytizer id=”22300-1″]

La autoridad administrativa de Santa Marta de común acuerdo con la Fiscalía ha podido establecer que el Hotel Benjamín fue un punto de encuentro para la realización de actividades asociadas a la prostitución y narcotráfico.

El Hotel Benjamín, propiedad del ciudadano de origen israelí Assi Moosh, quien fue deportado desde Colombia por liderar una red internacional de trata de blancas y turismo sexual en el corregimiento de Taganga y otros sitios del país, será demolido en los próximos días

La decisión la tomó la administración del alcalde Rafael Alejandro Martínez luego de comprobarse por parte de la Fiscalía General de la Nación que el inmueble se había convertido en punto de encuentro para la realización de actividades ilícitas asociadas a la inducción a la prostitución y al microtráfico.

La edificación y una segunda vivienda fueron construidas de manera ilegal en Taganga, ya que no tenían ningún tipo de permiso por parte de la Curaduría, ni de Planeación Distrital, por lo que se procedió a instaurar la extinción de dominio.

“Se hace extinción de dominio de dos bienes en la zona rural donde hacían sus bacanales y en donde varias veces se intervino, deteniendo fiestas que duraban hasta tres días, con todo tipo de consumo de drogas”, indicó el alcalde distrital, Rafael Martínez.

El mandatario sostuvo que “todas estas personas venían induciendo a la prostitución infantil, al consumo de sustancias alucinógenas y habían convertido a Taganga en una zona crítica”.

Está en curso un proceso administrativo que se encuentra en espera de notificación y del cual se procederá a la orden de demolición en fecha por determinar.

En diversos operativos la autoridades de Policía, Fiscalía y Alcaldía intervinieron el hotel para evitar la celebración de fiestas desbordadas, que por lo general congregaban a más de 200 personas listas para entregarse al desenfreno sexual y al consumo de drogas.

Los procedimientos por parte de las autoridades se han intensificado en los últimos días, para tener mayores controles en cuanto al ingreso de extranjeros, por parte de Migración Colombia.

EN LOS CERROS DE TAGANGA

El hotel Benjamín, que sobresale entre los cerros de Taganga por sus grandes terrazas y piscinas, construido por un grupo de israelíes hace 9 años aproximadamente,  era promocionado en el exterior para la realización de bacanales. El Distrito ha comprobado ahora que debe ser  demolido por violar las normas urbanísticas para su construcción además de conocerse que en la edificación de cuatro pisos se realizaban orgías turísticas.

El lujoso hotel comenzó a aparecer en portales de internet y era promocionado por sus encantos naturales y la tranquilidad de la zona. Sin embargo, según las autoridades, el lugar también era publicitado en páginas que ofrecían turismo sexual y consumo de droga.

El mandatario de la capital del Magdalena dijo que los procesos judiciales y administrativos contra los propietarios y contra la misma edificación se iniciaron en el 2012. Precisamente, el año pasado fue detenido y expulsado del país el israelí Assi Moosh, sindicado de ser uno de los principales accionistas del negocio.

El pasado 8 de diciembre, en un operativo conjunto con la Fiscalía, la Dijín y la Interpol, se tomaron el hotel Benjamín y un club campestre situado en la zona ecoturística de Buritaca, capturando a tres personas, entre ellos dos israelíes implicados en delitos de turismo sexual con menores y en tráfico de estupefacientes. Al mismo tiempo, sobre los predios se inició un proceso de extinción de dominio.

El alcalde de Santa Marta, quién respaldó la acción judicial, señaló que contra el lujoso hotel hay un proceso de demolición al haber sido construido violando todas las normas urbanísticas. Además, se encuentra en una zona de reserva forestal y amortiguamiento.

“Tenemos un proceso administrativo que ya está para notificación donde esperamos demoler esta construcción ilegal en los cerros de Taganga”, apuntó el mandatario.

El Hotel Benjamín ante de ser visibilizado era una especie de búnker en donde solo se podían alojar extranjeros y de Colombia, solo mujeres.

El coronel Gustavo Berdugo, comandante de la policía Metropolitana de Santa Marta, manifestó que además de las investigaciones de la Fiscalía por posible explotación sexual, Migración Colombia define la situación de 30 israelíes que se hallaban en el establecimiento, algunos laborando irregularmente.

Con Taganga, sus habitantes y los comerciantes de la ensenada, la Alcaldía ha iniciado un proceso de apoyo buscando resarcir el daño que le ha causado la estigmatización por negocios como el del hotel Benjamín que funcionaban irregularmente en el balneario.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte