´A luchar contra el crimen organizado y narcotráfico´

[themoneytizer id=”22300-1″]

“La seguridad es un bien público, la seguridad es un valor democrático, la seguridad es el andamio a partir del cual se identifica y se edifica en una sociedad el sentimiento de la verdadera paz, que no es otra cosa que la ausencia de miedo y el pleno ejercicio de las libertades, dijo ayer ante la nueva cúpula militar el Presidente Iván Duque.

Una maratónica jornada tuvo en la mañana de este lunes el presidente Iván Duque durante las transmisiones de mando de las Fuerzas Militares y de Policía que se cumplieron en las escuelas José María Córdova y General Santander, respectivamente. Antes de ingresar a la ceremonia en el alma máter de la Policía, Duque y el saliente director de la Policía, Jorge Hernando Nieto, entregaron la noticia de la liberación de Melissa Martínez, la sobrina nieta del nobel Gabriel García Márquez.

Al respecto, el hasta hoy director de la Policía manifestó que se hizo un trabajo muy detallado de inteligencia que les permitió establecer que los secuestradores hacen parte de una organización de delincuencia común cuyos jefes estuvieron ligados a estructuras paramilitares. “Uno de los jefes que fue detenido estaba cobijado bajo el sistema transicional de Justicia y Paz. Sus raíces están en grupos de autodefensas”, precisó el oficial en su última rueda de prensa.

Posteriormente, le entregó el bastón de mando a su sucesor el general Óscar Atehortúa (Armenia, 1966), hombre clave en la lucha contra el narcotráfico que quiere liderar Duque y su Gobierno.

En su primer discurso como jefe policial, Atehortúa agradeció al presidente y al ministro de Defensa, Guillermo Botero, por su designación. Tras el protocolo de rigor, el general les envió un mensaje a sus subalternos de cara a los retos que deben asumir en los años que siguen.

 “Convoco a mis 176.000 policías a trabajar con amor, a ser humildes, a saludar a cada ciudadano para que el resultado de toda acción policial siempre se traduzca en cercanía hacia los otros”, dijo Atehortúa.

Al nuevo director de la Policía le figuran 89 condecoraciones en su hoja de vida y más de un centenar de felicitaciones que le ha sido impuestas desde 1985 cuando se graduó como subteniente de la escuela que hoy lo ve llegar al cargo más alto dentro de la institución.

En la misma ceremonia, el jefe de Estado le agradeció al general Nieto por su labor al frente de la institución y, al darle la bienvenida al nuevo director, le planteó la hoja de ruta que debe seguir para cumplir con las metas gubernamentales.

“La seguridad es un valor democrático, es el andamio a través del cual se edifica en una sociedad el sentimiento de la verdadera paz que no es otra cosa que la ausencia de miedo y el pleno ejercicio de la libertad. Se equivocan aquellos que quieren caracterizar la seguridad como autoritarismo”, señaló Duque.

En los 23 minutos de su intervención enfatizó que una de las metas que tienen desde el Gobierno es debilitar todas las estructuras criminales y someterlas a la justicia, para lo cual quieren fortalecer el trabajo con la red de participación cívica para identificar los lugares en los que está la amenaza.

Un par de horas más tarde y desde la José María Córdova, donde se forman los oficiales del Ejército, y cuando hacía lo propio con los nuevos comandantes de las Fuerzas Militares, Duque habló del plan Colombia Bicentenaria con el que se espera un fortalecimiento de la seguridad en cada rincón del país.

“Que en Colombia el bicentenario sirva para tener una nueva libertad, sirva para liberar al país del crimen organizado. Por eso esta cúpula, que representa la tropa y la disciplina (…) y que entregarán lo mejor de sí para proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos”, señaló en su discurso de bienvenida a los generales Nicasio de Jesús Martínez, nuevo comandante del Ejército; Ramsés Rueda, de la Fuerza Aérea, y Luis Fernando Navarro Jiménez, en el Comando General, y de la Armada, el vicealmirante Evelio Enrique Ramírez.

Desde las tribunas del campo de paradas de la Escuela Militar, Duque fue merecedor de más aplausos (por lo menos cinco) de los que le otorgaron en la General Santander, donde fueron apenas dos.

A los nuevos comandantes también los instó a que en la lucha contra el narcotráfico deben ser “creativos”, porque, agregó, “me complace ver generales que innovan”.

El mandatario también se refirió al anuncio del ELN sobre el cese el fuego que anunciaron y dijo que desde el inicio de su Gobierno ha sido reiterativo en señalar que lo que deben hacer es renunciar a toda actividad criminal y que deben liberar a los secuestrados los más pronto posible.

Sobre el particular, el general Nicasio Martínez, quien asumió las riendas del Ejército, dijo que “para poder continuar con los diálogos se requiere que se debe terminar con las agresiones a la población y que se terminen con los secuestros”.

Al ser consultado sobre las disidencias de las Farc, Martínez no dudo en decir que atacarán todas las estructuras fuera del marco de la ley. “Vamos a fortalecer nuestra capacidad de combate en cada una de las regiones, en los batallones, unidades tácticas, brigadas y todas las regiones de Colombia”, agregó.

En sentido similar, Ramsés Rueda, el general que asumió como comandante de la Fuerza Aérea en reemplazo de Carlos Bueno, aseguró que la prioridad es el fortalecimiento de las capacidades de cara a las operaciones que les toque enfrentar.

“Nuestro equipo requiere una renovación, pero ya estamos trabajando en la consecución de los recursos, se están adelantando algunas gestiones para renovar nuestro escuadrón de superioridad aérea”, agregó.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte