En libertad, docente que habían vinculado con el secuestro de Melissa Martínez

504
[themoneytizer id=”22300-1″]

Ana Luz Santander Sanjuán es la profesora de la Institución Educativa Macondo, ubicada en los Montes de María, que fue señalada de ser una de las involucradas en el secuestro de Melissa Martínez, la sobrina de Gabriel García, que estuvo plagiada desde el 23 de agosto pasado. La docente, sin embargo, demostró ante la Fiscalía que fue blanco de una celada que estuvo a punto de ponerla varios años tras las rejas.

La maestra, que imparte clases a alumnos de los grados sexto a noveno, tiene una casa en el sector de Nueva Andrea Carolina, en Santa Marta. No obstante, iba cada ocho días a su propiedad ya que por su trabajo se quedaba entre semana en la población donde trabajaba. Desde febrero del año pasado sostenía una relación con Ricardo Andrés Barreto Rodríguez, quien fue el que la involucró en este episodio.

“Mi vida ha dado un giro inesperado, no sé qué viene después de esto. Mi captura se da por ser la dueña de la casa en la que se encontró una droga”, dijo la mujer tras recobrar la libertad minutos después de que se inició la audiencia en contra de los 13 capturados.

Según se estableció, Ricardo le pidió el favor a Ana Luz de que le dejara hospedar a un amigo suyo en la casa, aprovechando que la vivienda estaba desocupada. La docente no le vio lío y accedió a la petición.

Mientras esto sucedía, las autoridades ya tenían en la mira a Barreto y tras obtener los permisos judiciales correspondientes, iniciaron los respectivos seguimientos y así fue como ubicaron la vivienda de la capital del Magdalena. Relacionaron, además, al otro sujeto por el que intercedió Barreto en busca de hospedaje.

Los movimientos constantes en la vivienda permitieron establecer una relación de los sospechosos con el inmueble por lo que se solicitó una orden de allanamiento para el predio. “Yo llegué el sábado a mi casa y el domingo fue el procedimiento y las capturas. En el registro encontraron una bolsa con la droga”, dice la mujer.

La droga a la que hace referencia son seis kilos de cocaína que fueron llevados por la persona a la que le brindó el hospedaje de manera ingenua. Así lo pudo comprobar ante las autoridades y la Fiscalía pidió que fuera excluida del expediente, solicitud que avaló el delegado de la Procuraduría.

“Soy una persona honesta, de principios, de una familia humilde que lo poco que tengo lo he conseguido trabajando. Jamás estaría con alguien que estuviera con ese delito, me sorprendí el día del allanamiento, pero no entendí por qué lo capturaban”, comentó la profesora al responder si en algún momento sospechó de las actividades ilícitas a las que se dedicaba su pareja.

 

A puerta cerrada

Aunque se tenía previsto que la diligencia de imputación en contra de los detenidos sería pública, el ente acusador explicó ante el juez que solicitaba se hiciera a puerta cerrada dado que se iban a ventilar temas que revictimizarían a Martínez.

“Lo que se va a narrar en esta audiencia vulnera el derecho a la intimidad de la víctima”, dijo el delegado del ente acusador a lo que el juez accedió. 

 

Bogotá Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte