Ideas para que no acabe el mes haciendo lo mismo

303

Hay diferentes formas de acercarse a la ciudad, que no son tan conocidas. El parkour es una de ellas: ir de un lugar a otro, pasando obstáculos

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Si viene a Medellín no le pueden faltar algunos sitios emblemáticos como la Plaza Botero, el Museo de Antioquia, el Museo de Arte Moderno de Medellín, los alumbrados del Parque Norte, la casa de Pedro Nel Gómez, la de Fernando González, o incluso el más tradicional, el Pueblito Paisa.

Sin embargo, si es un local y ya se cansó de ello, o si quiere conocer otras facetas de la ciudad y llevar a un turista a otros espacios, existen algunas actividades para que descubra en estos días de descanso y de Navidad. Y sin, necesariamente, ser el grinch.

 

Siga al Bici Cine

Ir a cine es tradicional en vacaciones, pero qué tal si es en la calle de un barrio y el proyector es una bicicleta. Ese es el quehacer de Bici Cine, un colectivo que lleva el séptimo arte a territorios donde el acceso a las salas es limitado por contextos económicos, sociales y culturales.

Durante el año tuvieron presentaciones itinerantes como en la plazuela San Ignacio, Torres de Bomboná y El Peñón. Y todavía tiene chance de encontrarlos. Su última proyección será el 23 de diciembre en el Barrio Nueva Jerusalén a las seis de la tarde y el próximo año podrá seguirle la pista a la bicicleta cinéfila a través de las redes sociales (@bicicine) para así enterarse de su próxima parada.

 

Como los pájaros

Desde que en 1903 los hermanos Wilbur y Orville Wright inventaron el aeroplano, volar no es un sueño para la especie humana, y no solo en avión.

A partir de 220.000 pesos podrá conocer a Medellín desde el aire en un helicóptero, una experiencia “diferente a la de una avión, que puede generar más adrenalina y permite contemplar la ciudad y el paisaje”, expresó Oscar Darío Sanín, director comercial de Extremos Antioquia.

Si es un poco más arriesgado, y cuenta con los recursos, puede saltar desde 10.000 pies de altura en un avión o un helicóptero haciendo paracaidismo en Santa Fe de Antioquia. Vale entre 1’300.000 y 1’500.000. Le queda, por supuesto, el parapente, que está más cerca, en San Félix y requiere un presupuesto de unos $200.000.

 

Aprenda parkour

Trasladarse de un lugar a otro saltando obstáculos es posible y Family Traceurs le enseña cómo. El colectivo unificador de grupos de parkour del Valle de Aburrá realiza su tradicional evento Bye Bye, con el que despiden esta vez el 2018.

La cita es el domingo 30 de diciembre a las 8:30 de la mañana, teniendo como punto de encuentro la estación Tricentenario del Metro. “Nos llenará de emociones, motivando a los viejos y nuevos practicantes a que sigan en la disciplina y se esfuercen en mejorar, crecer, conocer y ser”, contó Mateo Madrid Salazar, quien ha dedicado 8 de sus 22 años a una práctica que tiene la ciudad como lugar de entrenamiento. Allí podrá observar y aprender algunos aspectos básicos de esta actividad física sin necesidad de tener conocimientos previos.

 

Baile y suelte la lengua

Dos de los propósitos más recurrentes, y menos cumplidos son aprender a bailar y dominar un nuevo idioma. Dancefree, una academia de danza, tiene la solución para ambos. Los sábados extranjeros y nativos pueden participar de intercambios culturales a las 8:00 de la noche durante todo el año. “Los intercambios no son solo de inglés sino de otros idiomas como francés y portugués. Se da distinto en cada encuentro, en el que hay aprendizajes para los participantes que después pueden disfrutar de una lección de baile”, contó Melissa Trujillo, gerente administrativa.

 

Camine

Uno de los platos fuertes que ofrece el Área Metropolitana a sus habitantes y visitantes es el paisajismo. Por eso Trekking San Cristóbal ofrece la posibilidad de hacer senderismo por este corregimiento. Uno de sus planes es el Tour Ruralidad Antioqueña por la vereda El Patio, donde los caminantes pueden conocer los cultivos de cebolla rama, granadilla y café, en compañía de los campesinos que los cultivan.

“Me dio la oportunidad de conocer las maravillas naturales que tiene la ciudad y poderlas disfrutar de manera responsable”, afirmó Alejandro Villa Duarte, uno de los asistentes a los recorridos.

Tendrán actividades este 22, 23, 29 y 30 de diciembre, no solo yendo al Patio sino también en la reserva natural el Moral. Podrá deleitarse con muestras gastronómicas hechas por los mismos habitantes.

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte