Primer lustro sin ‘El Cacique de La Junta’

292

Diomedes Díaz no ha muerto para sus miles de fanáticos, no solo en Colombia sino de países cercanos, hasta donde llegó su música.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Hoy, 22 de diciembre de 2018, Diomedes Díaz cumple 5 años de ausencia física y su fanaticada se resiste a borrar esa imagen que tanto se paseó por los escenarios del mundo; un artista que no escatimaba complacer a su público cualquiera que fuera el entorno.

Su alma campesina le facilitaba la perfecta adaptación, tanto en los manteles de los exclusivos clubes, como en la fonda popular de cualquier sancocho veredal, donde lo contrataban; por eso fue el ídolo de las multitudes, dicen sus seguidores.

Comercialmente, Diomedes Díaz sigue produciendo los caudales millonarios que siempre lo persiguieron y los cuales dejaba escapar, azuzado por una bondad propia del nativo que vivió en carne propia, la cobija de necesidades.

Las emisoras de radio no escatiman en programar especiales que hablan de su obra, sin que la saciedad se asome. Al hijo de Rafael María y Elvira sí que le cabe el título del ‘El Inmortal’, un aforismo que se redondea con los dotes de ‘milagroso’ que le han endilgado fieles seguidores, quienes dicen recibir favores palpables de su alma.

Es tanto el auge de la obra de Diomedes, que todo su repertorio perdió las fronteras del tiempo: da igual escuchar un tema de sus inicios, como otro de su más brillante época exitosa, ahora este gusto se mide a base de sentimiento.

Dicen sus seguidores que será difícil para la historia, aplastar el jugoso recuerdo del ídolo de las multitudes que sigue siendo llorado en un ritual extraño, que tiene de fondo las letras de las canciones que más sonrisas y delirios arrancaron a las almas, las cuales hoy guardan un luto repleto de emociones.

 

¿Tendrá reemplazo?

A toda esa perpetuidad que se avizora por siglos completos de ‘diomedismo’, el fanático o seguidor del género vallenato suele preguntarse: ¿Será que nacerá otro como él?  O será que se cumplirá su sentencia de que, “Sí nace no se cría, y si se cría se vuelve loco”.

Inicialmente se pensó en sus hijos, a quienes les dejó inoculada en la genética, la inclinación por el canto a tal punto que, parece haberles donado sus mismas cuerdas vocales para que la entonación tuviera una marca registrada, tal como se refleja en Rafael Santos y como lo demostró Martín Elías.

Pero, hay en la lista otras figuras de la cepa ‘caciquista’, entre los que se cuenta Diomedes Dionisio, quien ha grabado varios discos y ha tenido en su trayectoria momentos de efervescencia.

Hay otro muchacho llamado Elder Dayán Díaz, a quien le tocó mostrar su casta sin el abrigo alentador de su padre; sin embargo, ha labrado un nombre que le da prestancia a sus actuaciones, lo que al final le permitió cierto acercamiento con su papá y sus otros hermanos, con quienes ha compartido varios escenarios.

Hoy, conforma grupo con Rolando Ochoa, el último acordeonero de Marín Elías y con quien tocó su último baile en Coveñas, aquel fatídico Viernes Santo de su muerte.

En ese afán por seguirle los pasos a su padre aparecen otros hijos: Diomedes de Jesús, Rafael de Jesús, Miguel Ángel Díaz Rincón, Rafael María entre otros.

 

Hoy en Valledupar

La ‘Capital Mundial del Vallenato’ está lista para conmemorar esta fecha con diversos actos; sus familiares, amigos entrañables y seguidores coordinaron el protocolo.

 

5:00 a.m.: Alborada – juegos pirotécnicos

7:00 a.m.: Ofrenda floral en su tumba, ubicada en Jardines del Ecce Homo

2:00 p.m.: Videos de Diomedes Diaz – glorieta Los Juglares

4:00 p.m.: Presentación de Las Glorias del Vallenato en la glorieta ‘Los Juglares’

6:00 p.m.: Misa en la iglesia del Espíritu Santo, del barrio San Carlos

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte