Un revolcón militar a causa de Donald Trump

365

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Donald Trump es un mandatario de extremos, difícil de predecir y a quien poco parece importarle la palabra de sus asesores y organismos de seguridad. Esto se evidenció una vez más esta semana tras una serie de decisiones en la Casa Blanca que provocaron un revolcón en Medio Oriente y una tormenta en Estados Unidos.

A Trump no le bastó con anunciar el miércoles que retirará las tropas estadounidenses de Siria, alegando lo que para él es un triunfo en la guerra contra el Estado Islámico (EI) –conjetura cuestionable para algunos–, sino que el pasado jueves se conoció que también retirará parte de las tropas de Afganistán. Decisiones que coincidieron con la renuncia del secretario de Defensa Jim Mattis, general (r) de 68 años y cuatro décadas de experiencia en asuntos militares quien no soporto más las diferencias con el republicano.

“Usted tiene el derecho de tener un secretario de Defensa cuyos puntos de vista estén mejor alineados con los suyos. Lo correcto para mí es renunciar al cargo”, aseguró Mattis. El veterano de la guerra considera necesario que el país trate a sus aliados “con respeto” y un retiro inesperado como el que anunció Trump está lejos de esa premisa.

Con Mattis por fuera del Pentágono ahora hay aires de inestabilidad en la seguridad estadounidense. Tal como lo reseñó AFP, “él encarnaba la estabilidad en el seno de una administración turbulenta”.

 

Trump, a cumplir promesas

En su campaña de 2015 el republicano mostró su intención de recortar la presencia en las guerras, pero solo dos años después, cuando ya el país comienza a perfilarse para las próximas presidenciales, cumplió esa promesa de disminuir la injerencia militar en Medio Oriente.

“Trump entró como un presidente que prometía una política aislacionista. La pregunta es qué pasó desde su candidatura hasta ahora porque solo hizo esos anuncios esta semana”, comenta David Castrillón, investigador del Observatorio de Análisis de Sistemas Internacionales de la Universidad Externado. Para Castrillón es “una lástima” que una persona como Mattis se retire del Pentágono porque era un secretario que tenía en cuenta lo que fuera más inteligente para Estados Unidos y ahora quedan Trump y aquellos que solo dicen “sí” a sus políticas.

“Quiere pintar la narrativa de que es un presidente que se preocupa por los asuntos internos, la ‘madre patria’, especialmente en aspectos económicos y la seguridad en la frontera”, se está preparando para la reelección en dos años, concluye el experto.

 

¿Terco y sin estrategia?

Con las retiradas de Afganistán y Siria, Estados Unidos “pierde protagonismo en zonas geoestratégicas fundamentales. No son potencias petroleras, pero sí puntos clave del Oriente próximo, con salida al Mediterráneo, cercanía a Irak, Irán y Turquía y puntos sensibles de tránsito de Asia con Europa y del norte con el sur”, explica Juan Carlos Ruiz, profesor de Relaciones Internacionales de la U. del Rosario. Para Ruiz, estos son dos puntos sensibles y abandonarlos “llevaría a una desestabilidad mayor en la región”.

Entonces, la retirada parcial de las tropas lejos de significar un fin de la guerra deja vacíos en Medio Oriente. Solo en los próximos meses se hará efectivo el regreso de estos militares a territorio norteamericano.

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte