Ejercitarse en las vacaciones

387

Según la OMS, los adultos de 18 a 64 años, deben dedicar como mínimo 150 minutos semanales a practicar actividad física aeróbica.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Las vacaciones son tomadas por muchos como una época de total descanso, que es usada como excusa para dejar el cuidado del cuerpo en un segundo plano. En esta temporada es común perder la disciplina en la alimentación y el ejercicio, lo cual puede traer consecuencias en el organismo y arrepentimientos.

Es importante que en este periodo de relajación se mantenga algún tipo de actividad física y una alimentación saludable, para ayudar a conservar el peso ideal sin necesidad de sacrificar demasiado tiempo.

Según la OMS, los adultos de 18 a 64 años, deben dedicar como mínimo 150 minutos semanales a practicar actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

Los adultos de 65 en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

El doctor Alejandro Sarmiento, de Bodytech, comparte algunas alternativas alimenticias y rutinas sencillas de ejercicios que ayudan a mantener al organismo en buen estado en vacaciones:

Caminar y trotar: En cualquier lugar, ya sea en clima frío o cálido, puede realizar un trabajo de intervalos que combine la caminata y el trote.

El fin de este ejercicio es lograr una intensidad en el trabajo físico ya que se mantiene la resistencia de la actividad cardiovascular y adicionalmente se evita la subida rápida de peso. Un ejercicio práctico y sencillo de desarrollar.

Ejercicios con el propio peso: Realizar abdominales, sentadillas o planchas le ayudará a trabajar todas las zonas del cuerpo y a mantenerlas tonificadas. Este ejercicio combinado con el anterior incrementa la intensidad de quema de grasa e intensidad de resistencia muscular.

Ser recursivo: Use elementos que encuentre en su sitio de descanso. Si está acostumbrado a trabajar en las barras o le gusta hacer trabajo de pesas, podría utilizar el peso de sus hijos o de algún niño con el que viaje. Realice suaves levantamientos sin que él o usted puedan lastimarse o cárguelo mientras hace una sentadilla. Si esta opción no le resulta viable utilice su maleta de viaje o botellas llenas de agua para trabajar bíceps o flexión de codos, son buenas alternativas para mantener su tono muscular.

Cuidar la alimentación: Si por el contrario se prefieren alternativas diferentes al ejercicio, se recomienda tomar abundante agua, ya que produce sensación de saciedad (gracias a esto se siente menos hambre), consumir 5 porciones de frutas y verduras al día, evitar la ingesta de azúcares y las preparaciones fritas, así evita subir de peso en esta época del año.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte