Artistas plasman sus obras en paredes del Centro Histórico

374
[themoneytizer id=”22300-1″]

Algunas fachadas de negocios ubicados en el Centro Histórico de Santa Marta también han convertido en lienzos para que los artistas criollos o extranjeros plasmen sus obras. /MONTINER ALVIS.

Los trabajos artísticos exaltan los paisajes, aves, figuras precolombinas y otros atributos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Algunas paredes del Centro Histórico de Santa Marta se han convertido en verdaderos lienzos en donde los artistas están plasmando sus distintas creaciones con el propósito de embellecer el entorno y cautivar a los turistas.

El arte urbano se ‘tomó’ literalmente aquellos espacios que estaban abandonados y casi en ruinas para apostarle al renacer y la transformación que se está dando en la ciudad gracias al empoderamiento ciudadano y artístico.

En la actualidad el trabajo creativo engalana no solo paredes de edificaciones sino además la fachada de ciertos establecimientos comerciales y espacios interiores de hoteles que están ubicados en calles emblemáticas del Centro Histórico como la Calle del Pozo (18) o la Calle Tumbacuatro (19).

En la calle 14 entre carreras 5 y 6 el artista Salazar Notable decidió ponerle color a la fachada del edificio logrando un acabado genuino que atrapa la mirada de los transeúntes samarios e incluso de los turistas. Así mismo intervino la fachada del Hotel Oasis ubicado en la calle 20 entre carreras 3 y 4.

Y es que la gran mayoría de personas que llegan al centro a realizar sus diligencias bancarias, visitar los almacenes, oficinas o inclusive ir hasta sus lugares de trabajo y que recorren las calles San Francisco (16) o San Antonio (20) pueden apreciar los enormes murales llenos de colores y elementos propios de este territorio e íconos como La Catedral Basílica que plasmó Hubert Guardiola en una casona de la calle 18.

Algunas fachadas de restaurantes ubicados en el Centro Histórico de Santa Marta también han convertido en lienzos sus paredes para que los artistas criollos o extranjeros plasmen sus obras de arte generando una nueva apuesta cultural a nativos, residentes y turistas.

Una muestra de ello lo constituye el restaurante ‘Rocoto’ ubicado en la carrera segunda entre calles 18 y 20 donde se puede apreciar un enorme pez marlín rodeado de otros peces que nadan cerca a las ventanas. La genuina iniciativa fue del chef y artista samario Fabián Rodríguez, quien animó a sus amigos Carlos Suárez y Antonio González, con quienes intervinieron la pared de su negocio.

‘‘Durante siete años mantuve un restaurante especializado en comida típica peruana, pero ahora después de casi dos años tomé la decisión de rescatar la gastronomía nuestra teniendo en cuenta que en el Magdalena contamos con una variedad de productos ricos al paladar. Por eso ahora somos Rocoto sabores únicos, donde se ofrecen esos platos que hacía nuestra abuela y mamá’’, precisó Rodríguez.

MURALES EN LOS PUENTES

Así como el arte urbano ha llegado a las paredes, fachadas de negocios e inclusive edificios, los puentes de Santa Marta también han entrado en esa onda cultural con el objetivo de revivir el sentido de pertenencia en las comunidades y avivar el sentido estético.

Debajo del puente que de Santa Marta conduce a Ciénaga cerca a la carretera que se utiliza para llegar al aeropuerto Simón Bolívar llegó el talento del artista Jhon Quintero que transformó ese entorno que anteriormente era gris para llenarlo de colores plasmando una gigantesca iguana, aves y la figura de los ancestros hermanos mayores que habitan la Sierra Nevada.

En otra de las paredes se aprecian figuras precolombinas que dan la bienvenida a todos los turistas que llegan a la capital de Magdalena vía aérea.   

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte