Temas e ideas para construir

305
[themoneytizer id=”22300-1″]

Camino a construir un departamento del Magdalena presente, moderno, global y protagonista, seguro que no bastarán políticas públicas y gobiernos comprometidos con el largo plazo, sino que estamos en la obligación de actualizar y acondicionar nuestro pensamiento con los cambios del mundo actual, exponernos para el debate a nuevos temas e ideas, deponer prejuicios ideológicos, renovar conceptos, entender mejor el mundo, pero sobre todo las posibilidades que tenemos en el mundo de hoy. Entender y comprender la necesidad de acercarnos a lo contemporáneo, ver de frente el S XXI, con óptica cierta, cercana y lejana, no coyuntural, sino transversal en lo productivo, técnico, educativo y ético, teniendo en cuanta el contexto internacional y ahondar y profundizar en democracia.

Es hora de empezar a pensar en la automatización del empleo, las reformas educativas necesarias para formar personas capaces de responder en ámbitos donde las máquinas harán parte de la cotidianidad, hacer de estos temas parte urgente e integral del debate y discusión públicas y establecer estructuraciones para poder tener respuestas afirmativas y proporcionar un marco ético y filosófico, puesto como sostiene la teoría política, es inevitable el crecimiento de la clase media y mayores serán las exigencias de libertad política y procesos democráticos.

De otra parte, relevantes son ya los nuevos modos de producir alimentos y desarrollos tecnológicos, lo que debe enfrentarse desde y con una visión global que demanda de una estrecha y permanente relación con sus pertinentes universales en academias, universidades, empresas, tanque de pensamiento, como de válidos interlocutores en el orden nacional, lo que llama a que se adelanten estos procesos por parte de la instancias instauradas para tal fin y para impulsar un diálogo de más amplio espectro entre el gobierno y la sociedad civil, que mucha falta hace camino a estructuraciones superiores a este tenor.

Imprescindible es también en espacios de modernidad escuchar a los jóvenes en su querer futuro, en su porvenir mediato, toda vez que son ellos quienes serán los protagonistas del mañana. Una nueva generación de jóvenes actores crecidos en democracia que serán inevitablemente actores de primera línea por estar familiarizados de una u otra forma con el futuro que los circunda, vale decir, nuevos modos de comunicación, escenarios posfácticos y de posverdad, derechos humanos con el componente de los derechos digitales, perspectiva de género que inciden en nuestras conductas; de allí que importante sea desde ya potenciar a la juventud, trabajar con ella, establecer redes acordes y propicias, lo mismo que incentivarla y apoyarla a comunicar. Ensanchar conversación a nuevos temas, problemas y personas es tarea y eje central si queremos cerrar la distancia entre lo que somos y lo que podemos ser; es situación y circunstancia en la que está en juego en manera relevante y sustancial el porvenir de todos.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte