Niños disfrutaron de una ‘Navidad Azul’

361

La ‘Navidad Azul’ hace parte de las tradiciones decembrinas del Inpec, en el marco del programa que hace esa Institución para beneficiar a las familias de sectores marginados de Santa Marta, a quienes les donan regalos. /MONTINER ALVIS

Un grupo de dragoneantes y cabos adscritos al Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ se encargaron de ‘pintar de azul’ la Navidad de cientos de pequeños residentes en el barrio Las Malvinas.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Velar por el bienestar de quienes se encuentran privados de la libertad, en las cárceles de Colombia, es una de las misiones encomendadas a los integrantes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec; decisiones de vida que han implicado el sacrificio de, entre muchas cosas, pasar algunas Navidades lejos de su tierra y por consiguiente, de sus hogares.

En su mente y corazón, tienen grabados los recuerdos vividos por esta época en familia y son esas memorias, las que se convierten en la mayor motivación para cumplir con su trabajo fuera de casa, tratando de que la ciudadanía pase esta temporada tranquila y llena de sonrisas.

Por eso, un grupo de dragoneantes y cabos adscritos al Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ se encargaron de ‘pintar de azul’ la Navidad de cientos de pequeños residentes en el barrio Las Malvinas y que hace algunos meses, lo perdieron todo por culpa de los estragos invernales que azotaron a muchos sectores de Santa Marta.

Según Francisco Mendoza Barreto, guardián líder de esta actividad, esa fue la principal motivación para escoger el barrio beneficiado y establecer una alianza con el párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, padre Víctor Vargas, para entregar regalos a cerca de 300 pequeños que aguardaban este diciembre para recibir tal vez, su único juguete por las condiciones de vulnerabilidad en la que viven.

Una caravana encabezada por la patrulla del Inpec Santa Marta con sirena activada e integrada por 30 guardianes ‘Papás Noel’, vestidos con su uniforme azul pixelado y un gorro navideño del mismo color, salió muy temprano desde las instalaciones del penal hasta la parroquia cargada de regalos que posteriormente, se convertirían en motivo de sonrisas para los niños.

“Pertenecemos a la compañía Santander y ese día salíamos a disfrutar de nuestro día de descanso, pero antes quisimos cumplir con el fin de dar un motivo de alegría a los niños que más lo necesitan”, manifestó Mendoza Barreto a HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Agrega, que no solo los ‘chiquitos’ fueron los grandes protagonistas de este evento, sino también los padres de familia con quienes se hicieron concursos y rifas navideñas.

La comunidad religiosa Emaús también hizo su aporte en esta jornada, brindando los desayunos y además, visitando otros barrios donde habita personas de escasos recursos económicos como Garagoa, 11 de Noviembre, hasta donde llevaron más regalos, recreación y esperanzas.

La ‘Navidad Azul’ poco a poco se ha convertido en tradición nacional de algunas cárceles en el país, como parte de su proyección a la comunidad; Santa Marta es pionera a nivel regional Caribe, donde se ha fortalecido desde hace 4 años llevando generosidad a barrios como ‘María Eugenia’, Juan XXIII y otros.

Esta iniciativa surge de la participación masiva, donde todos los guardianes del Inpec aportan recursos de su propio bolsillo, algunos gestionan donaciones, compran los regalos y los llevan a barrios marginados de la ciudad; durante la actividad, algunos aprovechan para mostrar su talento, tocan instrumentos, bailan y organizan actividades lúdicas.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte