Importancia de la competitividad

274
[themoneytizer id=”22300-1″]

Los sueños, sueños son, se ha dicho siempre; no obstante, creo igualmente que pueden convertirse en realidad, y dentro de este último aserto, considero que podemos ser un departamento competitivo nacional e internacionalmente. Para lograrlo, bueno es revisar los altos costos de producción, la rigidez laboral, los elevados impuestos y el excesivo gasto público que hacen necesarias medidas que conduzcan a caminos que permitan tal logro, debiéndose trabajar en bajar gastos y aumentar los ingresos a través de la competitividad, siendo indispensable aumentar los ingresos. Hacer más competitivas a las empresas.

No es buscar un proteccionismo local, sino que sus bajos costos y alta calidad permita competir y llegar a nuevos mercados. Cuando una empresa crea mayor riqueza genera mayores ingresos fiscales y más plazas de trabajo. El sector privado es el mayor creador de empleo y en las empresas en que la acumulación de capital es mayor, crece también su capacidad de pagar mejores salarios y beneficios a sus empleados, siendo indispensable un mercado laboral flexible, bajar costos, aumentar el empleo, atraer la inversión nacional y extranjera; agilizar la creación de nuevas compañías que permita el desarrollo de nuevos emprendimientos de una forma más eficaz.

La excesiva tramitología es caldo de cultivo para la corrupción. Interesa que el sector privado crezca y genere mayor riqueza en beneficio colectivo, lo que llama al trabajo conjunto de los sectores público y privado camino a convertirnos en un territorio competitivo. Impone lo cual despilfarro cero, medido endeudamiento, buen manejo económico, giro positivo en el manejo de las finanzas públicas y transparencia en cada obra pública, esto es sin sobrecostos ni prácticas corruptas. Hacer del sector privado el mejor amigo es hoy por hoy esencial, siendo importante las cámaras, los importadores, los pequeños y grandes empresarios.

El sector privado debe ser actor principal en nuestras finanzas y valioso socio para potenciar desarrollo y crecimiento; empujar la recuperación que requerimos. Decrecer el gasto público no es tarea fácil, pero sí, requisito básico para una solución a largo plazo, siendo buena solución concesionarcon los privados las obras y proyectos que actualmente representan altos costos gubernamentales. Bien debemos entender que la economía crece cuando aprovecha los distintos recursos de manera eficiente y el ciudadano y comunidad en general recibe satisfecha servicios de mejor calidad. Les deseo de corazón feliz y próspero 2019, año del Bicentenario de nuestra vida republicana, en la seguridad que bien y mejor nos ha de ir a todos de la mano del Creador.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte