Fenómeno del niño ya se siente en Bolívar

416
[themoneytizer id=”22300-1″]

Los efectos de la temporada seca ya se sienten en varias poblaciones de Bolívar. 

En menos de dos semanas, en El Carmen de Bolívar ocurrieron dos incendios forestales que debieron ser atendidos por los cuerpos se socorro y dejaron algunas hectáreas incineradas. 

En Simití, sur de Bolívar, la situación también es preocupante. 

Por estos días en el municipio ribereño la comunidad está alarmada por la anticipación de la temporada seca, que se esperaba a inicios de 2019, la cual ha hecho que los niveles en algunos cuerpos de agua disminuyan, afectando el suministro del líquido y el comercio. 

Uno de los sitios en donde más se refleja la situación es en el Cerro de La Veracruz o de Burgos, en Simití, en donde confluyen, luego de haber desembocado en el Caño Barbú, varias de las más importantes cuencas de agua que se originan en la Serranía de San Lucas, como son los ríos Inanea, Boque y Santo Domingo. 

Los habitantes de esta zona esperan que esta situación no empeore y se convierta en emergencia, ya que Cerro de Burgos es el puerto de entrada a un sector poblacional muy amplio de la serranía de San Lucas, que incluye poblaciones como Simití, Santa Rosa del Sur, Los Canelos, Buenavista, Monterrey y las zonas mineras de San Lucas, Mina Vieja y parte de la región de Guamocó, las cuales se afectarían. 

Incendios 
De ora parte, el viernes pasado ocurrió un segundo incendio en El Carmen de Bolívar. Fue forestal y sucedió en la vereda Arroyo de Arena. La conflagración fue controlada por el cuerpo de bomberos y la Cruz Roja. 

Durante el incendio resultaron afectadas unas 10 hectáreas de tierra, las cuales estaban sembradas de pasto para ganado. 

CARTAGENA (El Universal).

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte