Más de $226 mil millones se roban los mismos empleados

309

El estudio realizado por Fenalco indica que las bandas organizadas inciden en la modalidad de robo externo con una participación del 22,3% a través de la sustracción de mercancías en bolsas de aluminio, mientras que el 14,3% corresponde a ocultar mercancías en prendas, bolsos y carteras.

 

Bandas criminales permean las organizaciones y convencen a los empleados de participar en una cadena de robos grandes que ocurren en los centros de distribución y en bodegas.

De acuerdo al censo nacional de mermas realizado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en el cierre contable operativo que corresponde al año 2016, el comercio organizado tuvo robos que superaron los $226 mil millones.

La información fue revelada por Guillermo Botero Nieto, presidente nacional del gremio, quien asegura que el robo fluye como una industria criminal creciente que se rige por modelos de oferta y demanda en el mercado ‘negro’.

Fue enfático al expresar que el fenómeno se registra en las grandes superficies y empresas en donde no se explica que algunos empleados ‘pateen la lonchera’ de forma deshonesta generando un impacto económico negativo a los empresarios.

  Guillermo Botero, presidente nacional de Fenalco, asegura que los robos fluyen como una industria criminal creciente que se rige por modelos de oferta y demanda en el mercado ‘negro’. /MONTINER ALVIS

 

Al referirse a los productos más robados en los almacenes de cadena, supermercados y grandes superficies, Botero Nieto dijo que el top 10 lo encabezan los productos de aseo personal y le siguen los enlatados (atún), gaseosas, golosinas en minigondolas, productos cárdinos (carnes frías), ropa en general, licores, multivitamínicos, pilas y cuchillas de afeitar.

‘‘La rentabilidad como clave de cualquier negocio o emprendimiento, no solo debe ser buscada en el consumidor o en el producto, sino que también debe focalizarse en la operación, siendo más eficiente, controlando los agotados, mitigando el riesgo y controlando la merma, en pro de mejores resultados al final del ejercicio’’, recalcó.

A su turno Leonardo López, director de investigación de mercados de We Team Colombia, explicó que las cifras reveladas solo corresponden a los robos tanto internos como externos porque no se incluye lo relacionado con la parte operativa es decir los inventarios, las averías y los desperdicios que superan los $540 mil millones.


Leonardo López, investigador de mercados.

 

‘‘Los $226 mil millones corresponde al robo externo que hacen las personas ajenas a las organizaciones y el robo interno que es aquel que hacen los empleados cuyo porcentaje es del 54%’’, dijo López.

Comentó además que las bandas criminales permean las organizaciones y convencen a los empleados de participar en una cadena de robos grandes que ocurren en los centros de distribución y en bodegas. ‘‘En ocasiones el personal de seguridad está involucrado al no proteger los puntos de ventas o los sitios críticos, pero todo obedece a una ley de demanda porque todos los productos tienen una buena reventa y mientras exista un mercado ‘negro’ donde se puedan vender básicamente serán llamativos para las bandas criminales’’, indicó.

El estudio realizado por Fenalco indica que las bandas organizadas inciden en la modalidad de robo externo con una participación del 22,3% a través de la sustracción de mercancías en bolsas de aluminio, mientras que el 14,3% corresponde a ocultar mercancías en prendas, bolsos y carteras.

En la modalidad de robo interno, ponerse ropa del almacén alcanza un 30,5%, mientras que hacer un cambio en los códigos de las mercancías llega al 8,1% y el fraude informático se ubica en un 1,6%.

Respecto a la protección de los clientes y sus pertenencias en los puntos de venta, es válido mencionar que las grandes superficies hacen un esfuerzo entrenando a su personal y ubicando cámaras de seguridad estratégicas que han facilitado detectar a 1.400 carteristas y disminuir en 18% los casos de robo en parqueaderos.

‘‘En las grandes cadenas actualmente existen más de 40 programas que buscan reducir el fenómeno, algunos están enfocados al personal, unos son preventivos o reactivos, otros se orientan a la inversión en tecnología y lo más importante es actuar a tiempo para que disminuir los robos’’, puntualizó López.

 

EL TOP 10 DE LOS ARTÍCULOS MÁS ROBADOS

De acuerdo con el estudio, los artículos de aseo personal ocupan el primer lugar en los productos más robados, seguidos por el Atún y enlatados que vuelven a ganar terreno y se ubican en el segundo lugar del ranking, así como las gaseosas en el tercer puesto.

El ranking lo completan las golosinas, productos cárnicos, ropa, licores, multivitamínicos, pilas y cuchillas de afeitar.

Las modalidades de robo externo más frecuentes son la sustracción de mercancías en bolsas (22,3%), ocultar mercancía en prendas y bolsos (14,3%), fraude con valores de documentos (10,3%), uso de desactivadores (8% ) y consumo de alimentos en las tiendas (7,3%), entre otros.

En cuanto al número de casos detectados, durante el 2016 se registraron 119.413, representando una reducción del 15% frente al 2015, que reportó 140.227 casos. Estas cifras permitieron al gremio concluir que a pesar de que la cantidad de casos detectados ha disminuido, se sigue presentando un aumento en la cantidad de recursos que se pierden por el robo, principalmente por los empleados de los supermercados.

 

También podría gustarte