Embajador de Corea del Norte en Italia habría desertado

281

Kim Jong-un gobierna Corea del Norte desde 2011, sucedió a su padre Kim Jong-il

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El embajador de Corea del Norte en Italia habría desertado y permanecería oculto a la espera de asilo, según informaron diputados de Corea del Sur tras una reunión con sus servicios de inteligencia.

“La misión del embajador interino Jo Song Gil debía terminar a finales de noviembre pasado y huyó del complejo diplomático a comienzos de noviembre” con su esposa, declaró a la prensa Kim Min-ki, un miembro del parlamento surcoreano.

Los servicios de inteligencia surcoreanos y los diputados se reunieron después de que el diario surcoreano JoongAng Ilbo informara que Jo había pedido asilo con su familia en un país occidental.

De confirmarse, el caso onstituiría una importante deserción para el régimen de Pyongyang, que mantiene fuertes restricciones sobre las salidas al exterior, incluso para sus diplomáticos.

Según esta misma fuente, el caso representa un rompecabezas para las autoridades italianas que, no obstante, “lo protegen en un lugar seguro”.

Sin embargo, una fuente próxima al ministerio de Relaciones Exteriores italiano afirmó no se había recibido ninguna solicitud de asilo de parte del embajador interino norcoreano.

Un caso especial

Jo, de 48 años, cubría el puesto de forma interina desde octubre de 2017, cuando Italia expulsó al entonces embajador Mun Jong Nam en protesta por el lanzamiento de misiles y por un ensayo nuclear llevados a cabo por Corea del Norte un mes antes, violando resoluciones de la ONU.

Italia es un lugar clave para la diplomacia norcoreana ya que se ocupa de las relaciones entre Pyongyang y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con base en Roma. Corea del Norte se enfrenta regularmente a una grave escasez de alimentos.

A la mayoría de los diplomáticos norcoreanos que trabajan en otros países se les pide que dejen a familiares –a menudo los niños– en Corea del Norte para evitar que deserten mientras trabajan en el extranjero.

A Jo, no obstante, se le permitió permanecer con su familia debido a su cercanía al régimen de Pyongyang.

El último diplomático norcoreano de alto rango en desertar fue Thae Yong Ho, quien abandonó su puesto de número dos de la embajada de Corea del Norte en Londres en 2016.

Las deserciones de diplomáticos son poco frecuentes ya que Corea del Norte tiene relativamente pocas embajadas. Los precedentes incluyen la deserción en 1997 del embajador de Corea del Norte en Egipto, o la deserción en 2015 de un diplomático destinado a África.

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte