Robo de agua afecta a la comunidad y comerciantes

[themoneytizer id=”22300-1″]

Se hace un llamado a los dueños de estos predios a que legalicen el servicio de agua ante la empresa prestadora.

Por escandaloso robo de agua en Fundación, más de 10 hacendados denominados ‘Piratas del agua’, están reduciendo de manera significativa la capacidad de Aquamag para proveer un suministro de calidad a las empresas Coolechera y Parmalat, bastiones industriales e importantes generadores de empleo en esta importante ciudad magdalenense, así como a la comunidad de Santa Rosa de Lima.

Una posible suspensión del servicio hacia el sector industrial de la ciudad está siendo estudiada luego de que durante el último año, usuarios de este sector se han conectado ilegalmente e incluso han amenazado y atacado con armas de fuego a operarios de la empresa prestadora del servicio, cuando intentaron cortar las conexiones clandestinas, en el caso del sector industrial, más de diez fincas se roban y producen fugas y pérdidas del 84% en el agua que circula por las tuberías hacia las empresas Coolechera y Parmalat.

El robo de agua y las conexiones fraudulentas son delitos consagrados en las leyes colombianas y se está coordinando el acompañamiento de las autoridades para hacer efectivos los cortes y la eliminación de las acometidas clandestinas, protegiendo la integridad física de los directivos y trabajadores de la empresa.

El robo se verifica desde lugares que están ubicados a menos de un kilómetro de la Planta de Tratamiento de Agua Potable y en la conducción que va de la bocatoma del río San Sebastián hasta el corregimiento de Santa Rosa de Lima, agua cuyo destino prioritario es el uso doméstico y no el regadío de cultivos de las haciendas, como lo consagra la Ley 99 de 1993.

Por otro lado el tubo principal de conducción es de 4 pulgadas PVC para el sector industrial y de 6 pulgadas PVC para Santa Rosa, y las conexiones clandestinas detectadas llegan hasta 2 pulgadas de diámetro.

Se invita a los propietarios de estos predios a acercarse a Aquamag para legalizar sus conexiones, entendiendo que se debe priorizar el servicio hacia la comunidad sobre las actividades agropecuarias.

Por conductas de ilegalidad y fraude, la prosperidad de la ciudad se ve comprometida, pues la inestabilidad financiera en la operación de los servicios de acueducto es uno de los factores que más golpea la sostenibilidad de las empresas de servicios públicos, generadoras de riqueza y desarrollo territorial.

Es importante puntualizar que en este caso no se habla de usuarios de escasos recursos conectados ilegalmente y robando agua, sino de personas y empresas con suficiente capacidad y recursos para responder por sus consumos y que de manera indolente afectan el servicio de sus vecinos y el bienestar de la municipalidad.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte