‘El Gobierno es muy alcabalero’: Botero

303

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, instaló el Congreso Nacional de Comerciantes en Santa Marta, en donde explicó los retos del sector y las diez propuestas que el gremio le hizo al Gobierno Nacional para incentivar el crecimiento de la economía del país.

 

Esta semana se llevó a cabo en Santa Marta el Congreso Nacional de Comerciantes, organizado por Fenalco, en donde los afiliados pudieron debatir sobre la situación económica del país y las propuestas que le hizo el gremio al Gobierno Nacional para reactivar la economía.

Durante el evento, que reunió a más de 500 afiliados, también se presentaron los avances de un estudio que adelanta la entidad en donde se identifican 20 aspectos que están afectando a los comerciantes. El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, hace un balance de lo que dejó este evento y las perspectivas del sector sobre los últimos meses del año en materia económica.

 

¿Qué le dejó este Congreso al gremio de los comerciantes?

 

En este congreso, Fenalco pudo hacer un sin número de planteamientos sobre la situación actual del país y la forma de reactivar su economía, propuestas que algunas fueron acogidas por la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, y algunas que eran competencia del Ministerio de Hacienda, que definitivamente fueron rechazadas.

También tuvimos conferencias interesantes sobre el contrabando y un foro con los precandidatos presidenciales, quienes expusieron sus propuestas de lo que sería su gobierno a partir del 7 de agosto del año entrante.

 

¿Cómo ve el sector la situación económica del país?

 

El país comienza a ver que pasan los meses y definitivamente la economía no reacciona, esa es una de las  grandes preocupaciones que tenemos. Han salido datos del mes de julio y el comercio continúa en negativo -0.3%, la industria tampoco tiene un buen desempeño y lo que nos está salvando es el sector financiero y el agropecuario.

 

El comercio está estancado totalmente, no veíamos cifras de este estilo desde la crisis del 2009, que fue influenciada por la deuda hipotecaria de los Estados Unidos y la quiebra de grandes compañías financieras que hicieron que el mundo cogiera un rumbo económico bastante difícil. Desde entonces, año tras año, ha venido bajando el crecimiento, por lo que no nos permitirá sacar de la pobreza a tantos  habitantes del país.

 

Muchas de las discusiones durante el Congreso giraron alrededor del tema del contrabando…

 

Sí, hemos dicho de todas las maneras que el contrabando es una de las competencias desleales más horribles que tiene el país, son personas que no pagaron derechos arancelarios ni IVA y que están en una condición de competencia aventajada frente al comercio tradicional que cumple con todos los requisitos de ley.

 

Gillermo Botero, presidente de Fenalco cuando visitaba el stand de HOY DIARIO DEL MAGDALENA en el Congreso Nacional del gremio celebrado en esta ciudad.

 

 

De las diez propuestas presentadas al Gobierno ¿cuáles son las más urgentes?

 

Todas las propuestas son urgentes, el problema es que para reactivar la economía no existen soluciones únicas sino un sinnúmero de medidas que confluyen en determinado sentido para que el país vuelva y se reactive, así que necesitamos un conjunto de fórmulas que sumadas permitan que la actividad económica de Colombia se recupere.

 

¿Cómo ha recibido el Gobierno la propuesta de reducir tres puntos del IVA a final de año?

 

El Gobierno ya rechazó esta propuesta y el tiempo prácticamente se agotó para tramitar una ley, es un planteamiento del cual hay que olvidarse pero cuya responsabilidad siempre estará en cabeza del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Este gobierno es muy alcabalero y no ha sido capaz de reconocer el gran esfuerzo que han hecho los contribuyentes de haber pagado, en los primeros siete meses, 4.9 billones de pesos de más en IVA, y lo que queríamos con esta propuesta era aliviar un poco la situación en los meses de noviembre y diciembre. Lo único que le gusta al Gobierno son los ingresos para continuar gastando como lo viene haciendo, a manos llenas.

 

¿Qué se espera en materia económica en los dos últimos trimestres del año?

 

Necesitamos esperar los resultados consolidados del 2017. Sin embargo, como se dice coloquialmente ‘por el desayuno sabremos como es el almuerzo y la comida’, y el desayuno por el momento ha estado bastante malo.

Para nosotros verdaderamente queda un trimestre, ya conocimos el resultado del mes de julio, sabemos que el mes de agosto repuntó ligeramente y septiembre viene con el día del amor y la amistad.

Así que vamos a ver un trimestre que estará mucho mejor que el anterior, pero no será espectacular. Lo que sí nos sorprende es que el ministro de Hacienda de manera obstinada continúe hablando de un crecimiento del 2%.

 

¿Qué se puede hacer para reducir el gasto del Estado?

 

Hay que tomar un sinnúmero de medidas para que este tipo de propuestas sean posibles, y no podemos seguir agigantando los gastos del Estado, como lo estaba proponiendo la saliente ministra de Comercio al proponer la creación de un nuevo ministerio.

Tenemos que propender por un Estado más pequeño, porque se está volviendo impagable y de esta forma podemos trabajar en algunas medidas para reducir su gasto y de esta manera los impuestos.

 

¿Qué destaca de este Congreso Nacional de Comerciantes?

 

Este Congreso nos permitió hablar de la situación económica del país, que no va bien, y necesitamos fórmulas audaces para recuperarla. Ya le hemos pedido respetuosamente al Gobierno adoptar algunas de nuestras propuestas y si no quiere adoptarlas ahora, servirán para el futuro.

También destacamos la participación de algunos candidatos presidenciales a quienes les realizamos unos planteamientos y escuchamos sus propuestas, de manera que si los cambios no se dan en este gobierno, se darán en el siguiente.

 

¿Cómo le fue al sector del comercio en la presidencia de Juan Manuel Santos, quien está a menos de un año de terminar su mandato?

 

En el primer gobierno del presidente Santos al comercio le fue bien, en el segundo, un desastre./Colprensa

También podría gustarte