Gobierno acusa a ELN de incumplir tregua unilateral en Colombia

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

El gobierno de Colombia acusó este viernes al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de incumplir el cese de acciones ofensivas que la guerrilla anunció de forma unilateral en diciembre para parte de la temporada navideña.

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, aseguró que el grupo guevarista incumplió su palabra al asesinar la semana pasada a un soldado en la convulsa región cocalera del Catatumbo, en la frontera con Venezuela.

“Ese asesinato se atribuye al ELN”, dijo a medios radiales.

Considerada la última guerrilla de Colombia tras el desarme de las FARC en 2017, el ELN, cuyos diálogos de paz con el gobierno están en punto muerto, decretó una tregua entre el 23 de diciembre y el 3 de enero.

Los rebeldes, que suelen realizar ese tipo de anuncios al final de cada año, aseguraron por su parte que cumplieron la tregua, pero denunciaron que en ese lapso ocurrieron asesinatos de activistas y “acciones de guerra” de parte del gobierno.

“El Ejército de Liberación Nacional cumplió la palabra empeñada en todo el país”, indicaron en un comunicado divulgado este viernes.

El presidente Iván Duque había cuestionado en diciembre la voluntad de paz de los rebeldes detrás del cese de acciones ofensivas y los había instado a liberar a los secuestrados en su poder, una de las exigencias que mantiene para retomar los diálogos de paz.

Además, Ceballos le exigió este viernes al ELN que “respete la implementación de los acuerdos con las FARC”, pues según datos de la fiscalía y la policía, son responsables del asesinato de 12 integrantes de la disuelta guerrilla comunista desde 2017.

Las negociaciones que el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos desarrollaba en Cuba desde 2017 con el ELN fueron suspendidas en agosto, días antes de que el mandatario condecorado con el Nobel de Paz dejara el poder. 

Desde que asumió el cargo, Duque, quien ganó las elecciones con la promesa de aplicar mano dura contra la guerrilla, ha mantenido las pláticas en punto muerto hasta que libere a los raptados, que el gobierno calcula en unas diez personas, y cese la violencia.

La guerrilla guevarista, que cuenta con unos 1.800 combatientes y una extensa red de apoyo, considera “inaceptables” las exigencias de Duque, pues las conversaciones se desarrollaban en el marco de la conflagración en Colombia.

Aunque aliviada por el acuerdo de paz con las FARC, Colombia aún vive un conflicto armado que durante medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, narcos y agentes estatales, con saldo de más de ocho millones de víctimas entre muertos, desplazados y desaparecidos.

 

AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

 

 

               

También podría gustarte