Canto a la tierra en el carnaval de negros y blancos

Los atuendos, la coordinación, la melodía y la actitud es lo que califican los jurados para determinar los dos ganadores finales.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

La Senda del Carnaval se cubrió de trajes coloridos, cantos, bailes, luego del paso de unos cuatro mil bailarines pertenecientes 11 colectivos coreográficos, que concursaron por asumir el derecho de salir en este 6 de enero en el Desfile Magno, solo dos tendrán ese honor.

En un recorrido que supera los 7 kilómetros, se escucharon por espacio de 6 horas ritmos andinos, populares, bailables y propios de la región, las quenas, zampoñas, tambores, redoblantes entre otros instrumentos tradicionales pusieron el paso.

Muchas veces no gana la vestimenta más pomposa, sino la más creativa, colorida y que se haya utilizado materiales de reutilizados y amables con el medio ambiente.

En promedio son 8 meses de preparación que utilizan los colectivos, donde montan canciones y repasan los bailes para que todo salga coordinado, sin embargo, estos once colectivos tuvieron que pasar una prueba de selección hace 4 meses donde participaron 18 agrupaciones.

 

La vestimenta

Los atuendos, la coordinación, la melodía y la actitud es lo que califican los jurados para determinar los dos ganadores finales. De igual manera, la vestimenta tiene que estar acorde con la propuesta expuesta, la cual gira entorno al agradecimiento a la ‘Pacha Mama’.

Es de anotar que un atavío para una presentación tiene un valor en promedio de 150 mil pesos. De igual manera, la gran mayoría son realizados por los mismos integrantes del grupo de manera artesanal, con elementos biodegradables, “es un valor agregado, muchas veces no gana la vestimenta más pomposa, sino la más creativa, colorida y que se haya utilizado materiales de reutilizados y amables con el medio ambiente”, dijo Luis Rosero, uno de los participantes.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte