Tractomula arrolló a un carro, herido conductor

[themoneytizer id=”22300-1″]

El vehículo fue golpeado por una tractomula que se desplazaba a alta velocidad por la vía nacional.

El denunciante, alega que el uniformado lo detuvo en un lugar que no contaba con las mínimas medidas que debe tener un puesto de control vehicular.

 

En medio de un ‘improvisado’ puesto de control de uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta, una tractomula que se movilizaba por la Troncal del Caribe, concretamente cerca de Puebloviejo, arrolló el vehículo al que le realizaban un procedimiento presuntamente de rutina en la vía. El conductor de este, quien es trabajador de una empresa minera del Cesar, resultó lesionado en su pierna, y con tres días de incapacidad.

Se conoció que tanto la víctima, su familia, y el agente que hacia el requerimiento, por poco pierden la vida en el incidente.  Se trata de Sergio Royero Romero, quien viajaba junto a su esposa y sus hijos de 4, 9 y 12 años de edad, el 28 de diciembre desde Barranquilla, ciudad en la que había pasado la Navidad, hasta Valledupar, su lugar de residencia.

El denunciante, alega que durante su recorrido por la Troncal del Caribe fue normal, pero al llegar al municipio de Puebloviejo, frente a la Estación de Policía, vio salir a un patrullero que le ordenó detener la marcha, por lo que este accedió.

“Él se acercó hasta la puerta donde yo iba, me pidió la documentación del carro, se la di y me dijo que me bajara (…) se puso en la parte trasera ycuando me iba a bajar venía una tractomula a alta velocidad que golpeó el carro y lo rastrilló por toda la parte izquierda; del impacto, la puerta me presiona la pierna”, recuerda Sergio Royero.

PUESTO DE CONTROL SIN SEÑALIZACIÓN

Según lo expuesto por esta persona, el sitio donde fue detenido su automotor, no contaba con las medidas mínimas de señalización para un puesto de control, a pesar de estar ubicado frente a una unidad policial. “Yo me di cuenta que ahí no había señal de ninguna índole, pero por tratarse de la autoridad, yo paré. Le pregunté para ver qué sucedía y lo que dijo era que mi carro era sospechoso. Le respondí que cuál sospechoso, que yo venía con mi familia, que si desde donde venía le habían anunciado alguna anomalía con el carro y me dijo que no”, explicó.

El afectado también alega que después del hecho, al lugar llegó una patrulla de la Seccional de Tránsito “pero lo que le preguntaron al Policía que me detuvo fue: ‘ya le revisaste los antecedentes’. No hicieron croquis ni nada. Una motorizada de ahí salió a buscar a la mula pero supuestamente no la encontraron”, expresó.

EL AUXILIO AL HERIDO

Tras el incidente, Sergio Royero fue llevado hasta un centro asistencial de Santa Marta, donde un médico le dio tres días de incapacidad por los golpes que presentaba. “Eso fue el 28 y me tocó quedarme todo el resto de año allá por los daños del carro y la incapacidad, todos esos gastos no sé quién me va a responder por ellos. Ya se interpuso la queja por escrito ante la Policía para ver qué pasa”, contó.

Por su parte, este medio se comunicó con voceros de la Policía Metropolitana de Santa Marta, quienes alegaron que no tenían conocimiento del hecho, pero que en caso de existir alguna queja, la estudiarán, “se escuchará la versión del uniformado que realizó el procedimiento, se investigará y si hay una falla y él tiene responsabilidad tendrá que responder”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte