Decomisan almuerzos en malas condiciones y retiran camping

[themoneytizer id=”22300-1″]

El decomiso de almuerzos en cajitas de icopor continúa en El Rodadero debido a las pésimas condiciones de salubridad en que se expenden estos alimentos.

Se trata de garantizar unas vacaciones seguras y tranquilas a los miles de visitantes que se encuentran en Santa Marta disfrutando de sus encantos naturales y sitios con vocación turística.

 

Gracias a los intensos operativos que desarrolla la Alcaldía Distrital en asocio con Indetur, Pro-Rodadero, Secretaría de Gobierno, Udep, Secretaría de Salud y Policía de Turismo, se ha logrado el decomiso de varios almuerzos en malas condiciones que se expenden en El Rodadero.

Lo anterior obedece a una campaña que busca garantizar unas vacaciones seguras y tranquilas a los miles de visitantes que se encuentran en Santa Marta disfrutando de sus encantos naturales y sitios con vocación turística.

Las acciones buscan contrarrestar la venta de almuerzos en cajitas de icopor por no acatar las buenas prácticas en la manipulación de los alimentos y exponer la salud de los consumidores. Así mismo las autoridades del Distrito hacen un llamado a las personas para que no arriesguen sus vacaciones consumiendo alimentos en sitios no autorizados ya que la oferta gastronómica legal es diversa en instalaciones confortables.

Consumir alimentos en las carpas azules que están instaladas en la zona activa de playa no está permitido y así quedó contemplado en el Decreto de Regulación 375 expedido el 4 de diciembre de 2015 y que aún sigue vigente. Tampoco está permitida la ubicación de sillas, carpas, camping ni vendedores ambulantes en carritos porque la zona activa de playa tiene una capacidad de carga que no puede ser sobre explotada.

Debido a lo anterior los agentes adscritos a la Policía de Turismo hacen la pedagogía respectiva a los distintos prestadores de servicios al igual que a los visitantes para que acaten las normas vigentes.

TARIFAS VIGENTES

Es válido mencionar que existe una tabla de precios con tarifas acordadas para evitar el abuso o especulación a los turistas. En ese orden de ideas el servicio de baños públicos cuesta mil pesos, mientras que el alquiler de una silla plástica vale $4.000; el transporte ida y regreso desde El Rodadero hacia Acuario-Playa Blanca vale $12.000 por persona.

Respecto al alquiler de carpas grandes que incluye 4 sillas plásticas el valor a pagar es de $35.000 hasta las 5:00 de la tarde, mientras que el alquiler de una silla asoleadora vale $10.000. Tenga en cuenta que está prohibido consumir almuerzos en la zona activa de playa aunque la ingesta de pasabocas y bebidas refrescantes sí están permitidos. No olvide depositar las envolturas, botellas, latas o plásticos en las bolsas naranjas que dispone en la carpa o en las canecas instaladas en puntos estratégicos.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte