Sinfónica Distrital, la gran apuesta cultural

264
[themoneytizer id=”22300-1″]

Por primera vez en la historia, los samarios cuentan con una Sinfónica integrada por niños de todos los sectores de la ciudad.

Cuatro años de éxitos ha cultivado la Sinfónica Distrital desde que este proyecto pasó a ser una realidad de la que todos disfrutan.

 

Fue en 2015 cuando con la creación de las entonces Escuelas de Formación Artística y Cultural, bajo el gobierno del exalcalde Carlos Caicedo, inició el plan de involucrar a las comunidades a la cultura musical y de manera gratuita.

La consigna musical tuvo continuidad en el gobierno del alcalde Rafael Martínez, las cuales de escuelas, pasaron a constituirse en la Estrategia de Formación Artística y Cultural, Efac.

Relatan los niños que integran la Sinfónica que han sido cuatro años de arduo trabajo, el cual ha tenido varias etapas de crecimiento.

2015: Iniciando el proyecto, los instrumentos de la Sinfónica estaban distribuidos en las diferentes sedes de la ciudad. En ese entonces la meta era encontrar a los niños con impulso y deseo de tocar música instrumental, tarea que fue difícil pero jamás imposible.

Poco a poco, a través de los talleres, empezaban las clases, unos tocaban el violín, otros el clarinete, las trompetas y demás, sin embargo, la posibilidad de consolidar una Sinfónica parecía descabellada.

Llama la atención que fue en zonas apartadas como Minca, Cristo Rey y Bonda en donde empezaron a surgir los excelentes músicos que hoy la integran.

2016: En todo el año aquella iniciativa que empezó en las zonas rurales, tocar música instrumental, se fue expandiendo en las distintas sedes del casco urbano de la ciudad.

2017: El alto auge de niños, niñas y adolescentes interesados por la música instrumental y con talento innato que solo esperaba la oferta institucional, dio paso a que se constituyeran las sedes única y exclusivamente para la práctica de este género.

Con el paso de los meses, los samarios eran testigos de que aquí había talento para proyectar la gran Sinfónica Distrital.

Y así fue, en ese año bajo la directriz del músico Maximiliano Angelao, iniciaron las primeras grandes puestas en escena musical, las cuales alcanzaron 12 presentaciones.

Desde ese entonces los samarios sabían que el Distrito tenía Orquesta Sinfónica. Fueron los eventos institucionales y actividades privadas en el marco cultural en donde los niños de la Efac empezaban a ser protagonistas de una actividad nunca antes vista en la ciudad dos veces santa.

2018: Con el bagaje de haber roto las puestas en escena en público, los niños pasan a ser dirigidos por el joven músico Dilan Manjarrez, el número de integrantes alcanza los 40 niños, quienes en escena se roban el show.

“La Sinfónica Distrital está llamada a ser una de las mejores del país. El factor de ser todos niños de bajos recursos, le da un plus poco visto en el país”, asegura el director Dilan Manjarrez.

El reconocimiento no ha dado espera, hoy la Sinfónica Distrital es considerada como la gran apuesta cultural de la ciudad y lo ratifica el sinnúmero de solicitudes para su acompañamiento musical, teniendo en cuenta el amplio repertorio que hoy ofrece.

Sin duda alguna, aquellos talleres llevados a cabo intensamente de lunes a sábados en el colegio María Auxiliadora están dando fruto.

“La Sinfónica le ha abierto las puertas a los niños de la ciudad que a través de la música buscan hábitos de cultura. Mi hijo no hace más que prepararse para que en cada presentación los aplausos retumben los escenarios”, dijo uno de los padres de familia, agradecido con la Efac.

A futuro, se espera que la gran Sinfónica Distrital siga creciendo, y que sean más y más sus presentaciones.

De los 40 músicos que la integran, hay que resaltar la participación de niños indígenas y comunidades especiales que no se han negado a la práctica de nuevos aires culturales, tal es el caso de Ati Quigua, la niña Arhuaca que con su vestimenta atrapa la mirada del público asistente en cada presentación.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte