Ganaderos satisfechos con la decisión del Gobierno de acatar Ley 89 de 1993

276
[themoneytizer id=”22300-1″]

La ganadería tiene sus potencialidades para aportar al desarrollo del país a pesar de las muchas necesidades y amenazas que ha afrontado el gremio.

Ante las muchas necesidades y amenazas de la ganadería, corresponde al Fondo Nacional del Ganado en armonía con el MinAgricultura mirar hacia delante y trabajar con el empeño de siempre para construir otro futuro.

 

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, expresó su satisfacción y la de los ganaderos ante la firma del contrato que fue suscrito entre el Ministerio de Agricultura y Fedegán, para la administración del Fondo Nacional del Ganado durante diez años, en cumplimiento de la Ley 89 de 1993.

‘‘Agradecemos, primero, al presidente de la República, Iván Duque, quien, siempre coherente en su discurso, estuvo al tanto de que el hilo de la legalidad retornara a la administración de la parafiscalidad ganadera. Reconocemos la actitud también respetuosa del ministro Valencia, al tiempo que reiteramos nuestro compromiso con la ganadería y con el Ministerio, no solo para atender la prioridad de recuperar el estatus suspendido de país libre de aftosa, sino para echar a andar programas estratégicos abandonados y que hoy reclaman con urgencia los ganaderos’’, expresó Lafaurie.

Fue categórico al manifestar que ‘‘atrás quedó la persecución, las mentiras y las acusaciones espurias, la utilización de la ley y de las instituciones como instrumento de retaliación contra un gremio que se atrevió a disentir’’.

Añadió el presidente de Fedegán que en Colombia no existe ni puede existir el delito de opinión a partir de la utilización del poder del gobernante en contra de sus gobernados. Por ello, los gremios y todas las organizaciones de la sociedad civil, deben velar porque nunca más se repita semejante atropello.

Lafaurie reiteró que la negativa experiencia de Fedegán debe servir para que nunca más la relación entre el Gobierno y los gremios, y entre estos y las políticas públicas que los afectan, estén supeditadas a la adhesión incondicional al gobernante, y para que nunca más se castigue el derecho constitucional al disenso ni la expresión libre de las posiciones personales o colectivas.

 También sostuvo que, ‘‘nunca más, un gobierno elegido por los ciudadanos puede atreverse a vulnerar los derechos constitucionales a la libre empresa, la libre asociación y la iniciativa privada, que son la base de nuestro ordenamiento político y económico’’.

Lafaurie concluyó reiterando su reconocimiento al Gobierno del presidente Duque y a su ministro Valencia, y señaló que no hay tiempo para mirar atrás. ‘‘Son muchas las necesidades y amenazas de la ganadería, y también sus potencialidades para aportar al desarrollo del país. Lo que ahora corresponde es mirar hacia delante y trabajar con el empeño de siempre, en armonía con el Ministerio, para que el Fondo Nacional del Ganado sea definitivo en la construcción del futuro de la ganadería’’.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte