Familiares buscan a colombiana desaparecida hace 10 días en México

447

El 8 de septiembre, apenas unas horas después de que un terremoto de magnitud 8,2 sacudiera a la Ciudad de México, la colombiana Leidy Tatiana Zuluaga Cardona llamó a su mamá, Marta Isabel, para decirle que estaba asustada por el sismo pero que estaba bien.Esa fue la última vez que la familia supo de esta joven enfermera.

Hoy Marta la busca desesperada: ha recorrido la oficinas de la Cancillería, ha llamado al hotel donde su hija se hospedaba, al taxista que solía transportarla, a la mujer con la que se reuniría en la capital mexicana y nadie sabe nada de ella. Es como si la tierra se la hubiera tragado, piensa la madre.

Leidy Tatiana, de 29 años, reside en Bogotá mientras que su madre -paisa de nacimiento- vive en Villavicencio. El pasado 4 de septiembre Leidy Tatiana partió desde la capital colombiana hasta el Distrito Federal de México por negocios. Ingresó, según el reporte migratorio entregado por las autoridades migratorias a la familia, el 5 de septiembre y su regreso estaba presupuestado para cinco días después.

“Ella trabajaba en Bogotá con una señora, yo no la conozco pero ella siempre me contaba de ‘Doña Cristina’ que le ayudaba mucho. Ella la ponía a hacer “vueltas” (mandados) y le pedía que la acompañara en sus viajes. Ya varias veces la había mandado a México a cerrar negocios o cobrar dineros”, contó Marta.

En este viaje Leidy Tatiana iba con “Doña Cristina”. El taxista que las llevó se lo confirmó a la madre y le dijo que las había dejado en el Hotel Sevilla, ubicado a un kilómetro del mítico Ángel de la Independencia. “Pero allá me dicen que nunca se hospedaron, y es muy raro porque una de las señoras con las que se iban a encontrar ya me había confirmado que el miércoles (6 de septiembre) había ido una estilista a peinarlas al hotel”, agregó Marta.

Después de la conversación que Leidy tuvo en la madrugada del 8 de septiembre con su madre, llamó a dos amigas, a las 6:00 a.m. y 7:00 a.m., pero no manifestó ninguna preocupación o temor en las conversaciones. Y a las 6:00 p.m. debía llegar a una cita, pero no apareció. La mujer que las esperaba, cuenta Marta, también fue hasta el hotel y no pudo encontrar ningún dato sobre ellas.

“Yo tengo mucho miedo de que les haya pasado algo. Se supone que iban a cobrar una plata y a lo mejor por eso les pudieron hacer algo”, cuenta la madre.

Por ahora Marta pide ayuda, porque los hijos de Leidy la esperan en Bogotá. “Yo espero que nada les haya pasado, y ojalá me ayuden porque quiero saber dónde está mi hija”, agrega vía telefónica Marta.

Si alguien tiene información sobre el paradero de Leidy Tatiana, puede comunicarse a las líneas 3183974850 y 3112647750.

 

Tomado de El Colombiano

También podría gustarte