Fondo Nacional del ganado, un tema que divide a los ganaderos del país

[themoneytizer id=”22300-1″]

Una polémica se generó en los últimos días luego de que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura, suscribió un contrato de administración de los recursos de la parafiscalidad ganadera por diez años con la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán).

La controversia se suscitó luego de que la Contraloría General de la República cuestionará el manejo que le había dado este gremio a los recursos del sector. El excontralor Edgardo Maya Villazón, en una carta enviada en agosto de 2018 al ministro de Agricultura, Andrés Valencia, hacia unos reparos sobre el proceso licitatorio que se venía adelantando para entregar el manejo de estos recursos.

Pero esta polémica se remonta a finales de 2015, cuando el gobierno de Juan Manuel Santos decidió quitarle a Fedegán el manejo de la cuenta parafiscal ganadera, por las presuntas irregularidades que se venían presentando en el manejo de estos recursos del sector, para ser administrados por Fiduagraria.

Ante esta medida, Fedegán interpuso una demanda al Ministerio de Agricultura por esa decisión, argumentando que al quitarle el manejo del Fondo Nacional del Ganado se estaba realizando una arbitrariedad, ya que esos recursos debían ser administrados por ese gremio.

Sin embargo, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca negó esa pretensión en febrero de 2017, fallo que fue ratificado por el Consejo de Estado, en donde se negaba la demanda de Fedegán al querer perpetuarse en el recaudo y administración de la cuota de este Fondo.

El Consejo de Estado le dio la razón al tribunal, ya que según lo expresado en el artículo 7 de la Ley 89 de 1993, el único mandato al Ministerio de Agricultura establecido en la norma, es la celebración de un contrato con Fedegan en un término no inferior a los diez años, “lo cual en su momento la cartera ministerial cumplió a satisfacción con la celebración del contrato 017 de 1993 y posterior suscripción de uno similar, el 026 de 2004”.

Por otro lado, en medio de esta polémica también se ha mencionado que no hubo un proceso de licitación, ya que en una providencia de la Corte Constitucional se dejó claro que debían estar dos entidades ganaderas en las mismas condiciones para aspirar a tal convenio. No obstante, al no registrarse la misma, el Ministerio de Agricultura estimó que era necesario un estudio en el que se conociera cuál era la entidad más representativa del gremio para su manejo.

En ese sentido, luego de más tres años y con un nuevo Gobierno, el Fondo Nacional del Ganado regresó a manos de Fedegán, en un hecho que ha generado un fuerte cuestionamiento de varios sectores políticos y gremiales del país, por retornar el manejo de recursos que ascienden a 90.000 millones de pesos anuales a Fedegán, argumentando que no fue un proceso transparente y que se dio por una decisión política.

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, celebró la decisión del gobierno de Iván Duque, asegurando que lo que se había hecho al quitarle a este gremio el manejo del Fondo Nacional del Ganado era un atropello.  

“Cesó la horrible noche de Fedegán y se despeja el camino para la colaboración armónica con el Gobierno en pro de la ganadería y del campo como factor de desarrollo. Las heridas fueron profundas para la institucionalidad gremial y los daños enormes, con la pérdida del estatus de país libre de aftosa en primer lugar”, aseguró Lafaurie.  

Por su parte, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, aseguró, tras esta adjudicación, que “según los lineamientos establecidos por la Corte Constitucional, para la entrega de la administración de los fondos parafiscales solo existe una agremiación en el sector ganadero bovino y bufalino de carne y leche que cumple con los criterios de representatividad nacional y organización y estructura democrática, la cual es Fedegán, gremio que fungió como administrador de la cuota parafiscal ganadera durante 22 años, desde la creación del fondo”.

No obstante, el exministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, cuestionó esa medida a través de su cuenta de Twitter, argumentando que diversas leyes y fallos de las altas cortes exigían la entrega de la administración del Fondo mediante licitación pública y no como hizo el Gobierno el pasado 4 de enero.

“En las jurisprudencias del Consejo de Estado y de los tribunales administrativos se había dicho que si el Gobierno readjudicaba el manejo del Fondo de la Carne y de la Leche debería hacerlo de acuerdo con la ley del plan y mediando licitación pública. No se hizo así. Faltó transparencia”, indicó Restrepo.  

El presidente de la Nueva Federación Ganadera de Colombia (NFG), Alfredo García Burgos, gremio que fue creado ante la división que existía con la administración de Lafaurie en Fedegán, aseguró que la decisión del Ministerio es una “vergüenza”, porque no fue un proceso transparente, ya que se decidió cancelar la licitación pública que se venia adelantando para contratar el manejo de esos recursos.

“Esta noticia es una vergüenza nacional, porque era un tema que estaba en licitación pública y de la noche a la mañana la cancelaron y enseguida entregaron a dedo la administración de la parafiscalidad ganadera a un ente gremial que había estado cuestionado por la Contraloría General de la Nación. Lógicamente nosotros nos enteramos por la prensa y esto lo vemos como un regalo que le dan a Fedegan por cuestiones políticas”, indicó García.

Para el dirigente gremial, en el país hay dos entes gremiales ganaderos nacionales que son Fedegan y la Nueva Federación Ganadera de Colombia, esta última tiene a 27 miembros en su junta directiva de cada uno de los departamentos del país.

“La gran masa ganadera y grandes comités regionales han estado desde los inicios con la NFG, porque todo nace de la división que se dio por el rechazo en contra del señor Lafaurie, porque no representaba la ganadería colombiana y por eso creamos este nuevo ente, que hoy tiene algo más de 190 instituciones del sector pecuario en el país”, argumentó García.

Lo cierto es que este nuevo pulso por cuenta del Fondo Nacional del Ganado tiene dividido a este sector en el país y se espera que sean los tribunales los que diriman las diferentes posiciones que existen para la administración de estos recursos.  

“Creo que vamos a tomar unas acciones, pero lo primero que tenemos que hacer es mirar esto con cabeza fría, porque esto fue una jugada política. Nosotros nos vamos a reunir la próxima semana en la junta directiva para que sean los miembros que representan a los ganaderos de las regiones los que decidan qué hacer con los resultados que ha dado este gobierno entorno al tema de la parafiscalidad ganadera”, aseguró García. 

Los recursos del Fondo Nacional del Ganado se utilizan en:

– La comercialización de carne y leche destinada a los estratos sociales de medianos y bajos ingresos.

– El apoyo a la exportación de ganado, carne y leche.

– Cofinanciar la inversión en infraestructura física y social complementaria en las zonas

productoras.

– La investigación científica y tecnológica y la capacitación en el sector pecuario.

– La asistencia técnica, la transferencia de tecnología y la capacitación para incrementar la

productividad en la industria ganadera.

– La financiación de programas y proyectos de fomento ganadero desarrollado por los fondos

ganaderos con interés de fomento.

– La organización de industrias con sistemas eficientes de comercialización que permitan en ciertos

casos subsidiar los precios de la carne y de la leche, alimentos concentrados, subproductos de la

carne y de la leche, para los consumidores de bajos ingresos, entre otros.

 

BOGOTÁ Colprensa

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte