Ganaderos satisfechos con la decisión del Gobierno de acatar Ley 89 de 1993

[themoneytizer id=”22300-1″]

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán Fue categórico al manifestar que ‘‘atrás quedó la persecución, las mentiras y las acusaciones espurias, la utilización de la ley y de las instituciones como instrumento de retaliación contra un gremio que se atrevió a disentir’’.

Ante las muchas necesidades y amenazas de la ganadería, corresponde al Fondo Nacional del Ganado en armonía con el MinAgricultura mirar hacia delante y trabajar con el empeño de siempre para construir otro futuro.

 

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, expresó su satisfacción y la de los ganaderos ante la firma del contrato que fue suscrito entre el Ministerio de Agricultura y Fedegán, para la administración del Fondo Nacional del Ganado durante diez años, en cumplimiento de la Ley 89 de 1993.

‘‘Agradecemos, primero, al presidente de la República, Iván Duque, quien, siempre coherente en su discurso, estuvo al tanto de que el hilo de la legalidad retornara a la administración de la parafiscalidad ganadera. Reconocemos la actitud también respetuosa del ministro Valencia, al tiempo que reiteramos nuestro compromiso con la ganadería y con el Ministerio, no solo para atender la prioridad de recuperar el estatus suspendido de país libre de aftosa, sino para echar a andar programas estratégicos abandonados y que hoy reclaman con urgencia los ganaderos’’, expresó Lafaurie.

Fue categórico al manifestar que ‘‘atrás quedó la persecución, las mentiras y las acusaciones espurias, la utilización de la ley y de las instituciones como instrumento de retaliación contra un gremio que se atrevió a disentir’’.

Añadió el presidente de Fedegán que en Colombia no existe ni puede existir el delito de opinión a partir de la utilización del poder del gobernante en contra de sus gobernados. Por ello, los gremios y todas las organizaciones de la sociedad civil, deben velar porque nunca más se repita semejante atropello.

Lafaurie reiteró que la negativa experiencia de Fedegán debe servir para que nunca más la relación entre el Gobierno y los gremios, y entre estos y las políticas públicas que los afectan, estén supeditadas a la adhesión incondicional al gobernante, y para que nunca más se castigue el derecho constitucional al disenso ni la expresión libre de las posiciones personales o colectivas.

También sostuvo que, ‘‘nunca más, un gobierno elegido por los ciudadanos puede atreverse a vulnerar los derechos constitucionales a la libre empresa, la libre asociación y la iniciativa privada, que son la base de nuestro ordenamiento político y económico’’.

Lafaurie concluyó reiterando su reconocimiento al Gobierno del presidente Duque y a su ministro Valencia, y señaló que no hay tiempo para mirar atrás. ‘‘Son muchas las necesidades y amenazas de la ganadería, y también sus potencialidades para aportar al desarrollo del país. Lo que ahora corresponde es mirar hacia delante y trabajar con el empeño de siempre, en armonía con el Ministerio, para que el Fondo Nacional del Ganado sea definitivo en la construcción delfuturo de la ganadería’’.

En ese sentido, luego de más tres años y con un nuevo Gobierno, el Fondo Nacional del Ganado regresó a manos de Fedegán, en un hecho que ha generado un fuerte cuestionamiento de varios sectores políticos y gremiales del país, por retornar el manejo de recursos que ascienden a 90.000 millones de pesos anuales a Fedegán, argumentando que no fue un proceso transparente y que se dio por una decisión política.

“Cesó la horrible noche de Fedegán y se despeja el camino para la colaboración armónica con el Gobierno en pro de la ganadería y del campo como factor de desarrollo. Las heridas fueron profundas para la institucionalidad gremial y los daños enormes, con la pérdida del estatus de país libre de aftosa en primer lugar”, aseguró Lafaurie. 

Por su parte, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, aseguró, tras esta adjudicación, que “según los lineamientos establecidos por la Corte Constitucional, para la entrega de la administración de los fondos parafiscales solo existe una agremiación en el sector ganadero bovino y bufalino de carne y leche que cumple con los criterios de representatividad nacional y organización y estructura democrática, la cual es Fedegán, gremio que fungió como administrador de la cuota parafiscal ganadera durante 22 años, desde la creación del fondo”.

Lo cierto es que este nuevo pulso por cuenta del Fondo Nacional del Ganado tiene dividido a este sector en el país y se espera que sean los tribunales los que diriman las diferentes posiciones que existen para la administración de estos recursos. 

Los recursos del Fondo Nacional del Ganado se utilizan en:

– La comercialización de carne y leche destinada a los estratos sociales de medianos y bajos ingresos.

– El apoyo a la exportación de ganado, carne y leche.

– Cofinanciar la inversión en infraestructura física y social complementaria en las zonas

productoras.

– La investigación científica y tecnológica y la capacitación en el sector pecuario.

– La asistencia técnica, la transferencia de tecnología y la capacitación para incrementar la

productividad en la industria ganadera.

– La financiación de programas y proyectos de fomento ganadero desarrollado por los fondos

ganaderos con interés de fomento.

– La organización de industrias con sistemas eficientes de comercialización que permitan en ciertos

casos subsidiar los precios de la carne y de la leche, alimentos concentrados, subproductos de la

carne y de la leche, para los consumidores de bajos ingresos, entre otros.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte