Producción cafetera tiene meta: 14 millones de sacos

La producción cafetera de Colombia cerró el 2018 en 13,55 millones de sacos de 60 kilos cada uno, cifra inferior en 4,5 % al cierre de 2017 cuando se contabilizaron 14,19 millones de sacos.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Así lo reportó la Federación Nacional de Cafeteros, al señalar que ese comportamiento obedeció al fenómeno de La Niña, que fue débil, el cual tuvo incidencia en su mayoría en los departamentos con cosecha principal en el segundo semestre del año (como Antioquia), ya que el régimen de lluvias fue bajo (ver Para saber más).

Pese a esa circunstancia, la calidad de los frutos se vio favorecida, manteniendo un factor de rendimiento alto, lo que se tradujo en una menor oferta de café de calidades inferiores. Pero esa reducción estimuló el ingreso de cafés de otros países: es así como las importaciones totalizaron 698 mil sacos, principalmente de Perú, Honduras y Ecuador.

En línea con la menor producción cafetera colombiana se comportaron las exportaciones del grano que cayeron 1,4 %, de 12,98 millones de sacos en 2017 a 12,8 millones, en 2018. En ese contexto, el gerente de la Federación, Roberto Vélez, reconoció que el valor de la cosecha fue de unos 6,47 billones de pesos (en el año cafetero que se contabilizó entre octubre de 2017 y septiembre de 2018).

 

Trazando objetivos

Tras un 2018, en el que los bajos precios del café en los mercados internacionales alcanzaron a generar alerta en los países productores cuando la libra estuvo por debajo del dólar, las expectativas de este año están puestas en la recuperación del volumen de producción que, según el dirigente gremial, debe ubicarse entre 13,5 millones y 14 millones de sacos.

Las proyecciones de la Organización Internacional del Café (OIC) también ubican la cosecha cafetera colombiana este año en 14 millones de sacos, conservando el tercer lugar entre los mayores productores Brasil (57,7 millones) y Vietnam (30,5 millones).

Un elemento que no se debe descuidar en el comienzo de este año es el fenómeno de El Niño, aunque los productores están confiados en que este no será fuerte y que, por su carácter moderado, según las previsiones, sería favorable para la caficultura.

Desde la dirección del Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé), Álvaro Gaitán, explicó que la Plataforma Agroclimática (desarrollo que ofrece información de las condiciones meteorológicas) les permitirá a los cultivadores tomar decisiones ante la probabilidad de que se presenten fenómenos naturales.

En cuanto a precios, la Federación espera que la anunciada creación de un fondo de estabilización, para el que hay un capital semilla de 95.500 millones de pesos, se implemente y entre en operación en los primeros meses de este año.

 

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte