Samarios disfrutaron de la música palenquera

La visita guiada contó con el liderazgo del músico y antropólogo Guillermo Federico Rey Sabogal.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Todos los martes y miércoles de cada semana se realizan visitas guiadas al legado cultural e histórico que se encuentra en la Casa de la Aduana, en donde funciona el Museo del Oro Tairona, uno de los sitios más emblemáticos del Centro Histórico de Santa Marta.

Una vez más, la Agencia Cultural del Banco de la República demuestra su gran preocupación porque propios y visitantes, conozcan mucho más sobre sus antepasados y se involucren de forma directa en las actividades organizadas por esta entidad.

Recientemente se llevó a cabo la visita guiada ‘Música de la Diáspora Palenquera’, espacio en donde los asistentes tuvieron la oportunidad de disfrutar del Museo del Oro Tairona, sitio en que se alberga una gran variedad de obras y artículos de los antiguos habitantes de la Sierra Nevada de Santa Marta y de la región Caribe colombiana; piezas arqueológicas que cuentan historias y relatos de la ciudad, al igual que de las personas que la habitan y de la Casa de la Aduana.

Como la mayoría de los eventos organizados por el Área cultural del BanRepública, esta actividad fue completamente gratuita, llevándose a cabo con la finalidad de involucrar a la comunidad en temas de tipo artístico, literario, histórico, antropológico, entre otros; y de promover iniciativas que ayuden al mejoramiento de la calidad educativa y cultural de la región.

De 3:00 a 5:00 de la tarde del miércoles, inició esta visita guiada en donde el músico y antropólogo Guillermo Federico Rey Sabogal, se encargó de orientar el recorrido, que es distinto en cada visita, debido a las amplias salas y diferentes temáticas que aborda este Museo, que es coordinado por Alejandra Garcés.

La ‘Música de la Diáspora Palenquera’, fue el tema escogido para la reciente visita guiada; en donde los asistentes conocieron más a cerca de este punto, resaltando el hecho de que en San Basilio de Palenque, la música contiene finas manifestaciones africanas ancestrales, además de una búsqueda incesante de los ritmos neoafricanos para no desarraigarse.

La música de tambores africanos en la vida sagrada de estos pueblos preservan y expresan un simbolismo y sincretismo religioso, necesario para dar explicaciones a incertidumbres sobre la concepción del más allá y los santos, así como a las trayectorias de las almas, los animismos y las sombras.

Desde la cotidianidad de estos pueblos se crean ritmos vitales y simbólicos que armonizan y les da significado a los ciclos de la vida y la muerte, haciéndolos evocar el pasado y la memoria.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte