$280 mil millones para las Alianzas productivas

309

“Se han diseñado una serie de acciones muy puntuales para poder acelerar la obtención de una información que proviene directamente de los territorios y también para precipitar algunas de las decisiones que son del resorte del Ministerio de Agricultura, particularmente en lo que tiene que ver con flujo de recursos”, expresó el viceministro Juan Pablo Díaz Granados. 

 

El viceministro de Desarrollo Rural, Juan Pablo Díaz Granados, convocó a los secretarios de Agricultura del país al encuentro técnico para evaluar los avances del programa de Alianzas Productivas para la Paz y los procedimientos pendientes para ejecutar oportunamente los recursos previstos a 2017 en los 32 departamentos en los que tiene lugar la iniciativa.

“Se han diseñado una serie de acciones muy puntuales para poder acelerar la obtención de una información que proviene directamente de los territorios y también para precipitar algunas de las decisiones que son del resorte del Ministerio de Agricultura, particularmente en lo que tiene que ver con flujo de recursos”, expresó el viceministro Díaz Granados.

El programa de alianzas productivas, señaló el funcionario público, tiene un excelente comportamiento, tanto así, que el balance de los secretarios de agricultura es positivo y muy alto para el desarrollo de sus regiones, pues hay que recordar que es una propuesta con mayor importancia en política pública e impacto social en territorios, por tanto su credibilidad es mayor.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, impartió la directriz para que los recursos cubrieran todo el territorio nacional, por esta razón, desde 2017 y hasta el último día de gobierno del presidente de la República, Juan Manuel Santos, se tendrá la asignación más alta en la historia de las alianzas productivas, por el orden de los 280 mil millones de pesos.

Este instrumento del Minagricultura les permite a las comunidades rurales pobres generar ingresos, crear empleo y promover la cohesión social mediante un modelo de desarrollo organizativo y empresarial que vincula a estos pequeños productores rurales a mercados, por medio de aliados comerciales formales y de propuestas productivas rentables, sostenibles y competitivas.

El proyecto de alianzas productivas para la paz, en general, se ha propuesto beneficiar a 30 mil familias en todo el territorio rural colombiano, ubicadas en municipios de alta vulnerabilidad social, para lograr intervenir 49.800 hectáreas. Con esta propuesta, el Minagricultura espera propiciar, por cada beneficiario atendido, 2,6 empleos de calidad, asegurándoles sostenibilidad.

 

MEJORAR TASA DE EMPLEO

 “Por la importancia del programa, hicimos esta mesa de carácter puntual con secretarios de agricultura, en la cual determinamos un segundo encuentro en una semana para analizar el rango de aplicación del Decreto 092, sus alcances, cuando restringe de cierta manera los convenios interadministrativos, para continuar la aplicabilidad de la política de alianzas”, explicó el viceministro Díaz Granados.

El proyecto de alianzas productivas para la paz, en general, se ha propuesto beneficiar a 30 mil familias en todo el territorio rural colombiano, ubicadas en municipios de alta vulnerabilidad social, para lograr intervenir 49.800 hectáreas. Con esta propuesta, el Minagricultura espera propiciar, por cada beneficiario atendido, 2,6 empleos de calidad, asegurándoles sostenibilidad.

 

HORTIFRUTICULTURA

De otra parte el Minagricultura presentó avances de esta iniciativa que busca mejorar la calidad de vida de las comunidades campesinas a través del fortalecimiento de las cadenas priorizadas en Cesar, Córdoba, Guajira, Magdalena, Santander, Valle, Bolívar, Cauca y Tolima.

“Como parte del Renacer del Campo, también promovemos estrategias como éstas para la superación de la pobreza en el agro, incentivando entre las organizaciones pequeñas y sus integrantes, competencias para generar resultados en medio del proyecto rural que se adelante”, expresó Iragorri Valencia.

Esta iniciativa impulsada por el jefe de la cartera rural, que arrancó en 2016 y que se proyectó por 4 años, cuenta con una primera fase de intervención inicialmente en los departamentos de Cauca, Tolima y Bolívar, en donde se contempla llegar a 1.500 familias de pequeños productores en extrema pobreza. Gracias a la nueva alianza con Prosperidad Social que se espera oficializar, el proyecto se ampliaría a 2.700 familias distribuidas en los 9 departamentos definitivos.

“Tan solo en Cauca, lograremos llegarle a 489 familias quienes ya están desarrollando competencias individuales y colectivas para potenciar la producción de aguacate hass y lima tahití, puntualmente en los municipios de El Tambo, Piendamó, Popayán, Patía y Mercaderes. En Tolima el fuerte es en cacao y aguacate hass y en Bolívar, en ñame”.

 

También podría gustarte