Lote del ‘Taykú’, aseado y vigilado las 24 horas

[themoneytizer id=”22300-1″]

Dicho lote se había convertido en un refugio de personas en situación de calle, algunos otros drogadictos y lumpen que pernoctaban allí haciendo sus necesidades fisiológicas.     

La Gobernación del Magdalena se ‘tomó’ literalmente el lote donde se proyectó la construcción del parque Taykú o antiguo Rumbódromo al contratar el corte de la maleza que estaba enmontada, retirar una pila de escombros, limpiar completamente el sitio y disponer de una vigilancia privada en dos turnos de 12 horas cada uno.

Como se recordará este lote se había convertido en un refugio de personas en situación de calle, algunos otros drogadictos y lumpen que pernoctaban allí haciendo sus necesidades fisiológicas entre otras travesuras.

HOY DIARIO DEL MAGDALENA visitó este sitio y constató la presencia de un vigilante privado quien cuenta con el apoyo permanente de los agentes motorizados de la Policía Metropolitana, más específicamente del cuadrante de seguridad adscrito al CAI Mercado, quienes hacen rondas constantes al interior y por los alrededores del amplio lote.

Debe mencionarse además que actualmente este lote se encuentra con un encerramiento a medias por lo cual debería hacerse por completo mientras se resuelve la situación de estas amplias hectáreas de terreno. 

Completamente limpio y sin escombros luce hoy día el antiguo Rumbódromo o lote donde se proyectó la construcción del parque cultural Taykú. En la página web de la Contraloría General del departamento del Magdalena se indica que este contrato fue constituido por un valor de $3.200 millones donde la primera etapa era por valor de $1.266 millones y la segunda etapa con un costo de $4.466 millones, estos sujetos a aportes de la Alcaldía y la Gobernación.

 ‘‘De acuerdo con el material probatorio recogido en las indagaciones realizadas durante la investigación, la ejecución de las obras se paralizó en tres (3) oportunidades de la siguiente manera:

*Suspensión producida el 25 de septiembre del 2007, por el hecho que la construcción no poseía la licencia respectiva requerida por la ley, razón por cual se interviene la obra y paraliza por 45 días calendario mientras obtiene la licencia.

*La segunda suspensión se lleva a cabo con el propósito de aclarar por parte de la Gobernación los recursos disponibles y vigentes que respaldan el proyecto y así finiquitar la construcción de la primera etapa del Parque.

*Esta suspensión se debe al embargo de los recursos establecidos en la cuenta, por lo que la paralización se hace más que obligatoriamente hasta que se llegue a un acuerdo. Estos hechos, según concluye la imputación de cargos denotan la falta de compromiso como autoridad, funcionarios y como ciudadanos de aquellos que a su cargo tenían las riendas del Departamento para con una obra que traería progreso a la ciudad y beneficiaría a toda la comunidad, pero debido a la presunta negligencia de funcionarios públicos, hoy se encuentra en proceso de destrucción natural pues nunca se llegó a concluir’’.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte