Comunidad y familiares piden justicia por crimen de Wilton Orrego

[themoneytizer id=”22300-1″]

Comunidad de la vereda Perico Agua, zona rural de Santa Marta, acompañó de manera multitudinaria a familiares del contratista de Parques Naturales.

Un sentimiento profundo de tristeza y clamor de justicia se evidenció ayer en el último adiós del contratista del Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta de la Dirección Territorial Caribe, Wilton Fauder Orrego León, quien fue asesinado a bala por dos sujetos, la noche del lunes en la vereda Perico Aguao, en el corregimiento de Guachaca, zona rural de Santa Marta.

 

El acto religioso se llevó a cabo a las 4:00 de la tarde del miércoles en la vereda Don Diego, donde una vez realizada la inspección técnica del cuerpo en la morgue de Medicina Legal de la capital del Magdalena, los restos del guardaparques fueron trasladados a la Funeraria Americana, donde permanecieron hasta las 10:30 de la noche del martes y después lo llevaron hasta la vivienda de sus padres ubicada también en la vereda Perico Aguao.

Desde allí recorrieron en horas de la tarde de ayer, las diferentes calles de la zona hasta llegar al cementerio de la vereda María Angelie, donde en medio de dolor le brindaron cristiana sepultura.

A las exequias del contratista asistieron amigos, ex compañeros de trabajo, líderes cívicos y allegados de la comunidad, quienes en medio de llanto y tristeza pedían consuelo para los parientes de la víctima de 38 años de edad. Asimismo, habitantes de la comunidad acompañaron a la familia ratificando su apoyo y condolencia por el asesinato de Wilton Orrego.

 ‘FUE UN HOMBRE ÍNTEGRO’

Igualmente, en medio de la caminata – que tuvo inicio en la vivienda de los padres – sus amigos y vecinos dedicaron sentidas palabras de agradecimiento, debido a que Orrego León, según ellos, fue un hombre íntegro y buena persona.

En el último adiós también hicieron presencia Mamos de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde el hombre trabajaba resguardando distintos santuarios indígenas de la zona. Esta comunidad asistió no solo a brindar apoyo a la familia sino para rechazar los actos de violencia que se han venido registrando en los últimos meses en la zona rural de Santa Marta.

Con una brisa fría y el cielo oscuro, moradores de la vereda y de sectores cércanos despidieron a Wilton Fauder Orrego León. El reloj marcaba las 5:00 de la tarde, y el cuerpo del hombre entró a su última morada; sus vecinos, ex compañeros y amigos despidieron con lágrimas y gritos de desolación a la persona que dejó una huella en cada una las personas que se encontraban presentes.

Entre llanto y gritos, la menor de 15 años de edad, acompañada de su madre Aida García, esposa del hombre, abrazaron el féretro por última vez, pronunciando palabras de agradecimiento a Dios por el buen hombre que era Wilton. Además sus familiares exigieron justicia y esperan que las autoridades continúen con las investigaciones para dar con la identidad y captura de los responsables de este vil asesinato.

LO QUE DICE LA COMUNIDAD

El equipo periodístico del Hoy Diario Del Magdalena se trasladó hacia el corregimiento de Guachaca para acompañar las exequias del guardabosque, y dialogó con asistentes en general para conocer sus opiniones y relación con la víctima.

Eccehomo Ángel Mahecha, un habitante de la vereda de Perico Aguao, manifestó que rechaza este crimen que no solo acabó la tranquilidad del sector, sino que además dejó a una familia sin un integrante, un hombre al que considera fue un ejemplo de honestidad y perseverancia.

Seguidamente una allegada a la iglesia donde asistía el hombre, agregó que no ha podido salir del asombro luego de enterarse del asesinato de un seguidor de Cristo, que luchó por salir adelante junto a su familia. “Él era una excelente persona, un hombre muy servicial, entregado a su esposa e hija, personas que en estos momentos están destrozadas. Me duele esto”, dijo.

Excompañeros de labor del guardaparques que hicieron presencia al encuentro religioso, manifestaron no poder ofrecer declaraciones a los medios de comunicaciones sobre el hecho, y las posibles amenazas que enfrentan algunos operarios, sin embargo expresaron que Orrego León era una persona responsable y dedicada a su labor, con quien tenían una buena relación desde hace un largo tiempo.

FUNCIONARIOS EN EL ‘OJO’ DEL DELINCUENTE

Por su parte, la Defensora regional del pueblo de la regional Magdalena, Nayara Vargas, explicó que aunque no se reportó directamente una denuncia por amenazas a Wilton Orrego, los operarios que trabajan en el Parque Tayrona, se ven enfrentados a permanentes intimidaciones en el ejercicio de su tarea de conservación de los espacios naturales y la biodiversidad.

“Wilton, al igual que los demás guardaparques, debía realizar control y vigilancia en la zona de parques, en esa misión se han hecho desalojos y destrucción de propiedades ilegales e invasiones, por lo que han surgido varios problemas”, relató.

De igual modo, Betty Barrios, una habitante de la zona y allegada a la familia señaló que se encuentran sorprendidos con la repentina muerte del hombre.

“Acompañamos a los familiares, todos aquí estamos dolidos porque él era una persona muy atenta con sus vecinas, no escuchamos sobre alguna amanerada hacia él porque era muy entregado a su trabajo y familia, no tenía problemas con nadie por eso estamos sorprendidos”.

UNA DENUNCIA ANTICIPADA

El extraño asesinato del contratista de la Unidad de Parques Nacional Wilton Orrego y la amenaza de muerte dirigida hacia Tito Rodríguez, Jefe de esa entidad protectora de la Sierra Nevada de Santa Marta, ratifica la denuncia que instauró el pasado viernes 11 de enero ante la Fiscalía General de la Nación el líder social Freddy Castillo, conocido como ‘Pinocho’, donde puso en conocimiento de las autoridades la presencia de una organización criminal que bajo el poder de las armas, al parecer intenta apoderarse de esa región, con el propósito de liderar el tráfico de drogas.

Según el dirigente comunal y demás representantes comunales de las 48 veredas de la Troncal del Caribe, el temor y la zozobra se ha agudizado en esa área rural porque podría desencadenar un conflicto armado entre el nuevo grupo armado y la banda criminal liderada por alias ‘Chucho Mercancía’ que mantiene azotado desde hace años a campesinos y comerciantes con pagos de extorsión.

En ese sentido, solicitan a las autoridades y al Alcalde Distrital Rafael Martínez, convocar un Consejo de Seguridad, con el fin de adoptar algunas medidas especiales que conduzcan a evitar una “ola” de homicidios y a la vez que permitan capturar a Jesús María Aguirre Gallego, alias ‘Chucho Mercancía’ quien al parecer se encuentra grave de salud y escondido en el macizo intertropical.

LA VÍCTIMA

Wilton Fauder Orrego León laboraba desde hace 3 años como contratista de la Unidad de Parques Naturales, adscrito de Parque Sierra Nevada de Santa Marta, realizando labores de vigilancia en el sector de La Lengüeta, aérea rural de Santa Marta.

Su crimen ha despertado el repudio de  todos sus conocidos, y cabe recordar que ocurrió cuando se encontraba en la vereda de Perico Aguao del corregimiento de Guachaca, momentos en los que fue sorprendido por sicarios en motocicleta, quienes le dispararon al parecer en cinco oportunidades.

El operario fue auxiliado por sus familiares hasta el centro de salud de la zona, pero por la gravedad de las heridas fue remitido hasta la sala de urgencias del Hospital Universitario ‘Fernando Troconis’ donde pasadas las horas murió.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte