Terrorista explota carro: 21 muertos y 68 heridos

514
[themoneytizer id=”22300-1″]

Según las autoridades hasta el momento se reportan 21 personas muertas y 68 heridas en el atentado de ayer contra la Escuela de la Policía General Santander de Bogotá. Las víctimas mortales están en proceso de ser identificadas, mientas que los heridos fueron trasladados a los hospitales Tunal, Kennedy, Policlínico del Olaya y Hospital Central de la Policía.

Por
HÉCTOR VELASCO

Colombia volvió a ser sacudida por el terrorismo, cuando ayer un atentado con un coche bomba cobró la vida de 10 personas y 65 más resultaron heridas. Esta vez el blanco escogido por los criminales fue a Escuela General Santander de la Policía Nacional.

Según versiones de policías, escuchadas por un reportero de la AFP en el lugar, un perro antiexplosivos detectó la carga. Al verse descubierto, Rojas aceleró y atropelló a un policía. Tres uniformados fueron detrás del vehículo antes de que, segundos después, explotara. 

“Escuché como si se hubiera caído el cielo en la cabeza. Fue una explosión muy grande. Cuando salí había una humareda grande”, relató Rocío Vargas, una vecina del lugar.

Se trata del peor acto de terror ocurrido en la capital colombiana desde febrero de 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas. 

Algunas horas después de la explosión, las autoridades ya han perfilado el modus operandi empleado en este ataque contra la escuela General Santander, ubicada en el sur de Bogotá, que ha dejado nueve personas muertas y 54 heridas, según el más reciente informe de las autoridades de salud de la capital.

Entre las víctimas mortales está el conductor del vehículo, identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien iba en una camioneta Nissan modelo 1993, que violó los protocolos de seguridad de la puerta principal de la escuela al verse descubierto por los caninos antiexplosivos que apoyan la vigilancia del lugar en donde se forman los oficiales de Policía del país.

Todo apunta a que Rojas Rodríguez aceleró el automotor y se estrelló contra una de las áreas que hay en la Escuela. El carro quedó destruido, según se ve en las imágenes, que en cuestión de minutos le dieron la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

El lugar de la explosión tuvo lugar a cien metros del campo de paradas, donde se iba a realizar una ceremonia de ascensos de cadetes, por lo que la tragedia pudo ser peor ya que a este tipo de eventos acuden familiares de los futuros oficiales de Colombia.

En la información preliminar se habla de dos fallas por parte de las autoridades. Una de ellas se refiere a la capacidad de los cuerpos de inteligencia que no detectaron que un atentado en su contra estaba en marcha. La otra es la falta de reacción de parte del personal de la guardia.

Con respecto al explosivo, se trata de 80 kilos de pentolita, una mezcla de TNT y pentrita, con alta capacidad destructiva y una onda expansiva de gran magnitud. Los daños en las edificaciones y viviendas aledañas a la General Santander así lo demuestran.

En cuanto a las víctimas mortales del atentado, la cadete ecuatoriana de la Policía Érika Chicó se convirtió en la primera identificada tras la explosión.

La confirmación la dio el gobierno del Ecuador, que por medio de un comunicado de la Secreataría General de Comunicación de la Presidencia informó que “entre las víctimas del atentado se encuentran la cadete ecuatoriana Erika Chicó, quien lamentablemente falleció, y la cadete Carolina Sanango, que sufrió heridas leves”.

Sobre las hipótesis de la autoría, las autoridades trabajan para establecer quiénes son los autores intelectuales de este hecho.

CINCO HIPÓTESIS DEL ATENTADO

Las primeras investigaciones de los organismos de inteligencia hablan de un suicida que activó el carro-bomba dentro de la Escuela de Cadetes de Policía General Santander. Aquí, cinco posibles hipótesis de los autores intelectuales del atentado.

El atentado terrorista de este jueves en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander tiene varios ingredientes novedosos que ponen sobre la mesa varias hipótesis, ninguna descartable al menos mientras avanzan las investigaciones, sobre el posible autor material, identificado por el Fiscal General como José Aldemar Rojas Rodríguez, y los autores intelectuales.

La magnitud del atentado perpetrado al activar la carga de 80 kilos de pentolita en una camiioneta Nissan gris, modelo 1993, y que hasta este momento deja nueve personas muertas y más de 50 heridos, algunos de mucha gravedad y en peligro de muerte.

1- PRIMERAS HIPÓTESIS: EL ELN

La primera hipótesis de los expertos señala a que se trataría de una acción planeada por el Eln, que tendría varias motivaciones.

Una de ellas, como expresión de fuerza y capacidad de desestabilización con la que se buscaría presionar al Gobierno del presidente Iván Duque no solo para la reactivación de la mesa de conversaciones de La Habana, suspendida por el Ejecutivo desde agosto, sino también para negociar el cese el fuego bilateral e indefinido.

Este punto, ha reiterado Duque, solo se daría al final del proceso cuando el acuerdo de paz esté prácticamente finiquitado.

Vale recordar que este atentado terrorista, contrario a lo que se podría pensar, está enmarcado por el Derecho Internacional Humanitario pues, al parecer, no estaba dirigido contra la población civil –como lo fue, por ejemplo, el atentado del Club El Nogal en febrero de 2003 o contra el Centro Andino, en junio de 2017– sino que su objetivo fue una guarnición castrense.

Incluso, es posible que esta guerrilla, hoy la más numerosa y activa en del país, estuviera interesada en generar un ambiente de zozobra previo a las elecciones regionales de octubre próximo.

2- PROBLEMAS INTERNOS DE LA POLICÍA

Las informaciones oficiales preliminares consideran, así mismo, que el atentado terrorista lo habría cometido una persona que ingresó violentamente a la Escuela General Santander sin atender los controles de seguridad al ingreso, cuando los perros antiexplosivos detectaron en su camioneta tipo Cherokee una gran cantidad de explosivos tipo indugel.

Es la primera vez que se conoce de esta modalidad de atentado suicida, única hasta el momento en la ya larga historia del terrorismo urbano en Colombia, lo que haría pensar en otro tipo de móviles.

En ese sentido, no se puede descartar que se trata de un oficial, de alto grado o en formación, que por razones aún desconocidas atentó contra su propia institución.

Y es que son varios los escenarios que hacen pensar en esa posibilidad. Los escándalos de la ‘Comunidad del anillo’ que le costó el puesto al director de la Institución, general Rodolfo Palomino.

Hay que recordar que la teniente Lina Maritza Zapata fue asesinada hace más de 10 años, y aunque su muerte se presentó como un suicidio, su familia y algunas versiones aseguran que ella fue testigo de este escándalo sexual en la institución.

3- LO QUE DIJO IVAN MÁRQUEZ

En los últimos días se conoció un video del exjefe negociador de las desmovilizadas Farc, ‘Iván Márquez’, en el que hizo duros cuestionamientos al establecimiento por lo que llamó “incumplimiento” de los acuerdos de paz suscritos en el Teatro Colón el 24 de noviembre de 2016.

En su declaración, ‘Márquez’ afirma que “fue un error” haber pactado la entrega de las armas sin que se hubiera implementado previamente el Acuerdo de Paz, y recuerda que ‘Manuel Marulanda’ “había advertido que las armas deberían preservarse como garantía del cumplimiento de los acuerdos”.

El exjefe guerrillero en su declaración lanzó una frase que se presta para muchas interpretaciones: “Vamos a dar la pelea para tratar de recomponer las cosas y reparar el daño como una modesta autocrítica, pero levantando muy en alto la bandera de la paz”.

Aunque esta declaración no implica abierta ni directamente a posibles disidencias subversivas, y menos tratándose de un grupo ilegal que siempre actuó con objetivos más rurales que urbanos, está sobre la mesa la posibilidad una nefasta coincidencia de sus afirmaciones con el atentado terrorista de este jueves.

4- RETALIACIÓN POR GAUCHO

El pasado 21 de diciembre el propio presidente Duque confirmó al país que Walter Patricio Arizala, alias ‘Guacho’, el más temible de los ex jefes guerrilleros que no se acogió a las negociaciones de paz y que se declaró en disidencia con más de 50 de sus hombres, fue abatido en combates con el Ejército en el sur del país.

La muerte de este subversivo, nacido en Ecuador pero con más de dos décadas en las filas de las antiguas Farc, agitó nuevamente las especulaciones sobre el futuro del frente ‘Óliver Sinisterra’ que encabezó y dirigió hasta el día de su muerte.

Entre otras cosas, esta es considerada la estructura disidente con mayor poder económico de las desmovilizadas Farc, pues justamente su región de operación es el sur del país donde se concentra el mayor número de cultivos ilícitos: el departamento de Nariño, y particularmente la zona rural de Tumaco.

Es por ello que tampoco puede desviarse la atención de posibles retaliaciones de los grupos post-farc dedicados al narcotráfico.

De hecho, es sabido que las nuevas generaciones de bandas criminales como el Clan del Golfo o Los Caparrapos, en la región del Catatumbo, han tratado durante varios años concretar una negociación de paz con el Gobierno, aunque legalmente su única salida es el sometimiento a la justicia.

5- REACCIÓN DEL MICROTRAFICO

En junio de 2016, la administración distrital decidió intervenir, después de varias décadas de existencia, una de las ‘ollas’ del microtráfico más grande del país: el Bronx.

Se trataba de un sector aledaño a la Dirección Nacional de Reclutamiento del Ejército Nacional que se había convertido en el más grande expendio de drogas, prostitución infantil, venta ilegal de armas, desguazamiento de carros, venta de autopartes y toda clase de delitos de alto impacto ciudadano.

Si bien los cientos de habitantes de calle que residían en los cambuches del Bronx se dispersaron por toda la ciudad, los ‘ganchos’ –como se les conocía a los carteles del microtráfico en esa parte de la ciudad–siguieron operando aunque ya no concentrados en un solo sitio.

Desde entonces, la acción judicial de la Policía y la Fiscalía General de la Nación ha sido contundente contra estas organizaciones del crimen.

Así las cosas, habrá que esperar el resultado de las investigaciones para establecer exactamente los móviles y autores intelectuales de este atentadoterrorista, novedoso por su modus operandi, y uno de los más destructivos de los que se han cometido en la ciudad contra instalaciones castrense.

LISTADO DE HERIDOS

Los heridos por el atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander fueron remitidos al Hospital Central y al Hospital El Tunal. Aún no se confirma oficialmente la identidad de las personas muertas en el atentado.

Remitidos al Hospital Central:

Andrés Fuentes

Juan Sebastián Contreras

Annie Rivas

Hernán Aguirre

Laura Carrillo

Daniel Ramírez

Daniela Martínez

Marlon Duque

Sergio Maldonado

Santiago Sisa

Ana Castiblanco

Jair Mora

Carolina Panamá

Edward Castañeda

Carlos Osorio

Karen Gutiérrez

Fabián Santamaria

Juan Oliveros

Santiago Lazo

Michael Calderon

Diana Acero

Aleida González

Karen Palacios

Nujan Centeno

Kelly Pacheco

Sergio González

Daniel Felipe Sierra

CADETE ECUATORIANA ENTRE LAS VÍCTIMAS

La cadete ecuatoriana de la Policía Érika Chicó es la primera víctima mortal identificada de las nueve que hubo tras la explosión de una camioneta bomba que ingresó a las instalaciones de la Escuela de Cadetes de la Policía al sur de Bogotá sobre la media mañana de este jueves.

La confirmación la dio el gobierno del Ecuador, que por medio de un comunicado de la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia informó que “entre las víctimas del atentado se encuentran la cadete ecuatoriana Erika Chicó, quien lamentablemente falleció, y la cadete Carolina Sanango, que sufrió heridas leves”.

En la comunicación, el gobierno del vecino país comunicó que otro grupo jóvenes ecuatorianos que estudian en la Escuela de Cadetes en Bogotá se encuentran a salvo.

“El Gobierno Nacional expresa sus más sentidas condolencias a la familia y allegados de la cadete Erika Chicó y se solidariza con la cadete Carolina Sanango y sus familiares. Las dos cadetes cursaban estudios de perfeccionamiento profesional para servir a su país”, indicó el comunicado del gobierno de Ecuador sobre la situación.

También se expresa que “Ecuador transmite su sentido pésame y total solidaridad al pueblo y Gobierno de la República de Colombia, en particular a las familias de las víctimas del brutal acto terrorista. El Gobierno del Ecuador reafirma su compromiso en la lucha contra el terrorismo y toda forma de violencia dirigida a producir zozobra, y a dañar el tejido social y sus instituciones. El Estado ecuatoriano nunca cederá ante la violencia”.

Finalmente, el gobierno del vecino país indicó que atentados como el ocurrido hoy día “solo reafirman su voluntad de hacer frente a los criminales que quieren desafiar con audacia al Estado de Derecho y a la institucionalidad democrática. El Ecuador mantiene una cooperación permanente con la República de Colombia en campos importantes, especialmente en el de seguridad pública. Ambos países están firmemente unidos contra el terrorismo y los criminales actos de violencia; flagelos que golpean a la sociedad civil y que, en este caso, han golpeado a policías y servidores públicos que la defienden”./Colprensa

BOGOTÁ AFP

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte