La Liga perdió a grandes estrellas para el 2019

306

El samario Jarlan Barrera, volante del Junior de Barranquilla, jugará en el fútbol argentino, más exactamente en el  Rosario Central.

A diferencia del año pasado, son más los nombres rutilantes que se han marchado de la Liga y muy pocos los que con un alto perfil han llegado a nuestro país.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

A escasos días de comenzar la temporada 2019 en el fútbol colombiano, el movimiento de altas y bajas en los 20 equipos es la noticia que llama la atención entre los seguidores.

A diferencia del año pasado, son más los nombres rutilantes que se han marchado de la Liga y muy pocos los que con un alto perfil han llegado a nuestro país.

Jugadores como Germán Ezequiel Cano, goleador del torneo con Independiente Medellín, al igual que Ayron del Valle, Jorman Campuzano, Jarlan Barrera, Felipe Aguilar, José Sand, Yohandry Orozco, Juan Fernando Caicedo y Macnelly Torres apostaron por continuar sus carreras en otras ligas.

Sin duda, el factor económico es el principal argumento para que los futbolistas miren nuevos horizontes.

La Liga colombiana difícilmente puede competir en temas salariales con países de la región como Argentina, Brasil, México y Estados Unidos.

Uno de los casos más sonados es el de Cano, quien no pudo llegar a un arreglo con los directivos del DIM para su renovación. A pesar de que fue oficializada su salida, se ha conocido que las charlas se han retomado para una eventual continuidad del gaucho.

El delantero de 32 años anotó 32 goles en 2018, un registro envidiable para cualquier equipo y un artillero apetecido en el mercado internacional de pases.

Otro de los que emigró al sur del continente fue el talentoso volante Jarlan Barrera, gran figura del Junior en el título del segundo semestre y subcampeón de la Copa Suramericana 2019. A sus 23 años fichó por Rosario Central.

En ese mismo sentido se dio la salida al exterior de Ayron del Valle, quien dejó las toldas de Millonarios luego de tres años. El atacante de 29 años firmó con el Querétaro de México.

Por ahora Junior de Barranquilla, escuadra que conservó en un alto porcentaje su plantilla, y Atlético Nacional, que luego de las medidas cautelares dadas por el Tribunal de Arbitramiento Deportivo (TAS) le permitieron la inscripción de jugadores a raíz de un litigio con Cortuluá, son los dos clubes llamados a realizar grandes incorporaciones gracias a su solvencia económica.

El Deportivo Cali perdió dos hombres referentes como eran José Sand y Macnelly Torres. El primero regresó a Lanús por no aceptar el ofrecimiento de renovación del elenco caleño y el segundo se fue a Libertad, tras considerar una mejor oferta.

Caso similar sucedió con Nacional, que dejó marchar al zaguero Felipe Aguilar al Santos de Brasil y a Jorman Campuzano al Boca Juniors de Argentina. Ambos jóvenes pidieron sus salidas para dar un salto de calidad en sus carreras deportivas.

Un caso particular se dio con el delantero Dayro Moreno, quien fue licenciado a mediados del semestre pasado en Nacional por líos internos con sus compañeros y este semestre jugará con Talleres de Córdoba en Argentina.

Del Tolima se fue el venezolano Yohandry Orozco, una de las revelaciones del torneo anterior y quien fichó por el Puebla mexicano.

Otro de los que decidió continuar su carrera en el exterior fue Juan Fernando Caicedo, delantero importante en la campaña del Medellín que lo llevó al subtítulo del segundo semestre. Fichó por New England Revolution de la MLS.

Prensa inglesa dice que el Arsenal buscaría el fichaje de James Rodríguez

 

Los referentes que dijeron adiós

Una de las tristes noticias para los seguidores del Independiente Medellín fue la salida del goleador argentino Germán Ezequiel Cano, quien no solo se convirtió en el máximo artillero del torneo, sino en uno de los referentes de la afición roja.

Tras varios días de negociaciones entre el cuadro paisa y el representante del jugador no se ha podido llegar a un acuerdo para renovar. Se dice que podría ir a la MLS.

 

Los técnicos que se fueron de la Liga

Así como se marcharon jugadores de importante recorrido y rendimiento, la Liga colombiana perdió dos grandes figuras en los banquillos técnicos. Julio Comesaña dejó al Junior tras salir campeón en el semestre pasado para irse a dirigir al Colón de Argentina.  Por su parte, Miguel Russo abandonó Millonarios, donde alcanzó la estrella del Torneo Finalización de 2017. Se marchó al Alianza Lima de Perú.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte