‘La Policía no va a parar, no va a ceder y será contundente’

340
[themoneytizer id=”22300-1″]

El General Óscar Atehortúa, Director de la Policía, informó que a 13 familiares de alumnos fallecidos en la Escuela de Cadetes ya les tomaron las muestras de ADN para practicar las pruebas e identificarlos plenamente, con el fin de hacer la entrega de los cuerpos.

 Al afirmar que ordenó a sus hombres trabajar de manera incesante, como respuesta de honor ante el atroz acto terrorista contra la Escuela de Cadetes General Santander, el Director de la Policía, General Óscar Atehortúa, dijo que la institución trabajará con todas sus capacidades para ubicar a los responsables que no han sido capturados.

 “La Policía no va a parar, la Policía no va a ceder y la Policía será contundente; cualquiera que crea que puede maltratarnos a nosotros y a la ciudadanía en general, con actos terroristas, tendrá que pagar y purgar sus penas”, advirtió el alto oficial a los responsables de la acción terrorista del jueves en la capital del país.

En su declaración a los medios de comunicación, la mañana de este viernes en la Casa de Nariño, el General dijo que en coordinación con inteligencia de las Fuerzas Militares y las capacidades investigativas de la Policía, así como con el trabajo de la Fiscalía, fueron activados todos los esfuerzos para examinar qué ocurrió dentro de la Escuela.

Así mismo, informó que las investigaciones buscan establecer qué sucedió en ese centro educativo momentos previos a los hechos.

En su intervención, el General dio a conocer paso a paso el protocolo que adelantó para responder ante la crisis y reveló qué ha sucedido con las personas fallecidas, los heridos y sus familiares.

En primer lugar, puntualizó que son 21 las personas fallecidas como consecuencia del atentado terrorista, 20 de ellos son alumnos de la Escuela de Cadetes. Los restos del otro cuerpo corresponden al autor material del atentado.

ASÍ VA LA IDENTIFICACIÓN DE LAS VÍCTIMAS

Informó que de los 20 alumnos fallecidos, cuatro han logrado ser identificados plenamente, entre ellos una cadete natural de Ecuador.

 “El primero es una cadete de Ecuador, Érika Chicó Vallejo. La indumentaria y elementos que portaba nos dieron la certeza de que era ella. (…) Tenemos identificadas a tres personas que fallecieron en los hospitales: El cadete Maquilón Martínez Cristian Camilo, de Chigorodó (Antioquia); Prada Riaño Steven Ronaldo, de Ibagué (Tolima), y Muñoz Prada Iván René, de Barichara (Santander)”, reveló el General Atehortúa.

Para identificar a las demás víctimas, en coordinación con el Instituto de Medicina Legal, se trabaja en la toma de las pruebas de ADN a los familiares, concentrados en la Escuela de Cadetes para el proceso.

 “Debemos entregarlos con la certidumbre de que sean sus familiares, para poder cumplir los actos protocolarios. Ya tenemos 13 pruebas de ADN, en este momento, adoptadas. De los 20 (alumnos) fallecidos, 19 familiares ya están en la Escuela. Nos falta uno por llegar, debido a la distancia”, explicó.

LA SITUACIÓN DE LOS HERIDOS

En relación con las personas heridas en el acto terrorista, el oficial especificó que son 68. De esta cifra, según el General, tres eran menores de edad, entre ellos una niña de tres años, hija de un miembro de la Policía que vive en la Escuela, pues allí hay casas fiscales.

 “El día de hoy solamente contamos con nueve personas: cuatro en el Hospital Central de la Policía, dos en el Hospital del Tunal, uno en el Hospital Militar, que es un capitán, uno más en el Olaya y otro en la Santa Fe”, dijo.

 “De las nueve personas que siguen en los hospitales, hay dos en estado delicado, dos que han estado en cuidados intensivos en las UCI, y tenemos tres más en cirugía. Hemos convocado a las familias y tenemos un recinto especial para ellas”, añadió.

Respecto a los estudiantes que no sufrieron afectaciones, la Dirección de la Policía les autorizó el desplazamiento hacia sus sitios de origen, previo contacto con los familiares.

“El resto de personas que ingresaron a los hospitales (59), incluyendo los menores de edad, se encuentran en sus hogares”, puntualizó el director de laPolicía.

El general Atehortúa explicó, además, los mecanismos activados por la Policía tras el atentado con carro bomba. Como había trascendido ya, en el momento del atentado se encontraba en Quibdó con el ministro de Defensa, Guillermo Botero, por lo que se tomó la decisión de activar “el protocolo de más alto nivel que tiene la Policía” y se dio activación a “la sala de crisis de carácter nacional”.

Así mismo, se dio la orden de que toda la capacidad antiexplosivos del país “se volcara a las calles para verificar que no hubiese otra novedad diferente a la ya conocida”, y en ese sentido se verificó el lugar de los hechos para descartar la posibilidad de que hubiera otro material al interior de la institución.

 Según manifestó el general Atehortúa, el Hospital Central de la Policía se habilitó en su totalidad para recibir a los heridos del ataque. Explicó que los alumnos de la escuela usualmente no tienen celulares a la mano, por lo cual se les facilitaron varios de ellos para que pudieran comunicarse con sus familias yrecibieron de inmediato atención psicosocial. 

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte