Papa Francisco condena el atentado terrorista y pide preservar la paz

[themoneytizer id=”22300-1″]

El papa Francisco condenó el “cruel” atentado con coche bomba perpetrado el jueves en la capital de Colombia y ora para que se mantenga “la construcción de la concordia y la paz” en ese país, escribió en un telegrama divulgado este viernes por el Vaticano.

En la misiva, dirigida al cardenal Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, el papa expresa “su más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana”.

En el telegrama, firmado por el secretario de Estado Pietro Parolin a nombre del pontífice, Francisco “condena una vez más la violencia ciega” y “eleva su oración al Señor para que ayude a perseverar en la construcción de la concordia y la paz en ese país”.

Desde el Vaticano y por intermedio del secretario del Estado, Pietro Parolín, el papa Francisco le envió su mensaje de solidaridad a la Iglesia Católica tras el atentado con carro bomba, el jueves, en la Escuela de Cadetes General Santander.

En el mensaje enviado al cardenal Rubén Salazar, se lee: “ante la noticia del cruel atentado terrorista que ha sembrado de dolor y muerte la ciudad de Bogotá, el papa Francisco expresa su más profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana y ofrece sufragios por su eterno descanso”.

Además se señala que “en estos momentos de conmoción y tristeza, quiere hacer llegar también su apoyo y cercanía a los numerosos heridos, a sus familias y a toda la sociedad colombiana”.

De la misma forma, en el mensaje de Parolín se indica que “el santo padre condena una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al creador, y eleva su oración al señor para que ayude a perseverar en la construcción de la concordia y la paz en ese país y en el mundo entero”.

Finalmente se indica que “con estos deseos, su santidad invoca sobre todas las víctimas, sus familiares y el querido pueblo de Colombia, la bendición apostólica”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte