ELN habría planeó otro ofensiva contra Ejército

[themoneytizer id=”22300-1″]

Instalaron explosivos parecidos a los del carro bomba en Bogotá cerca de un puesto de mando militar, debajo del asfalto de dicha vía nacional.

La comunidad de la vereda La Gaita, en Boyacá, en conjunto con unidades de inteligencia del ejército y la policía nacional, detectaron la presencia de un artefacto explosivo listo para ser detonado sobre la vía de La Soberanía, que comunica a Boyacá con Arauca.

Los hechos ocurrieron en la mañana de este domingo, el artefacto fue ubicado indiscriminadamente en un costado de la carretera dicha por donde transitan diariamente más de 3.000 personas constantemente entre turistas, estudiantes, comunidad en general y la tropa del Ejército Nacional que se encuentra por el sector.

Ante lo que estaba sucediendo las autoridades Inmediatamente procedieron al cierre temporal de la vía. Hasta el lugar llegó un grupo especializado antiexplosivos los cuales se sorprendieron al ubicar una bomba de alto poder que se había instalado debajo del asfalto.

El alcance de los explosivos, era parecido al del carro bomba que explotó en la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá. Los responsables querían realizar su segundo acto terrorista en menos de una semana en el país, esta vez sobre la mencionada vía nacional, a las 9 de la mañana de este domingo 20 de enero, hora en la que en el resto del país, miles de ciudadanos salían a marchar contra el terrorismo.

En entrevista con medios nacionales, el comandante de la Décima Octava brigada del Ejército, coronel Jorge Luis Agudelo Jaimes, explicó que se trataba de “la mamá de los explosivos: más o menos 120 kilos de explosivos, 70 de Pentolita y alrededor de 50 de Anfo. Entre los dos una caneca de 55 galones aproximadamente en cuanto a su dimensión”.

Agregó que en dicha vía principal, encontraron el artefacto “sobre la orilla, debajo de la carretera, muy cerca del sector en donde se encuentran los vehículos blindados del Grupo de Caballería Mecanizado No.18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército Nacional que hacen los patrullajes para garantizar la movilidad de la población civil. Allí encontramos un cable ubicado sobre la vía. Al ver la dimensión de los explosivos, marcamos el punto de riesgo, le pusimos los receptores inhibidores y medidas de seguridad, y posteriormente, procedimos a traer el grupo Marte que tiene el equipo más especializado para la destrucción de los explosivos”.

De no haberse detectado a tiempo este artefacto, los resultados habrían sido fatales: “logramos derribar entonces esos explosivos que abarracan un radio de más de 80 metros con una profundidad de más de 1.20 metros, es decir que su poder al explorar, habría barrido y destrozado todo lo que encontrara a su paso inmediatamente, una tragedia que definitivamente pudimos evitar gracias a un trabajo rápido de nuestros efectivos”.

Este atentado frustrado a tiempo, sin lugar a dudas, se le atribuye al Frente de Guerra Oriental de la guerrilla del ELN que históricamente ataca con este mismo modus operandi a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera.

 “El Ejército de Liberación Nacional, ELN, se ha empeñado en operar de esta forma terrorista en esta zona, por su modus operandi, por la clase de explosivos usados y por su manera de instalarlo, podemos afirmar que ellos son los responsables de la ubicación de estos explosivos, y puntualmente, creemos que son integrantes del Frente Domingo Laín Sáenz, Comisión Ernesto Che Guevara de ese grupo subversivo”, sostuvo el coronel Agudelo.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte