Centro Regional de Víctimas no atiende por falta de internet

Las víctimas del conflicto armado en Santa Marta que desde tempranas horas llegaron al Centro de Atención a las Víctimas, tuvieron que soportar la larga espera en la calle.

 

Las personas aseguran que el Centro de Victimas en Santa Marta tiene constantemente problemas similares con el sistema, por lo que piden una solución inmediata.

Con las carpetas del trágico recuerdo de su proceso victimizante, afectados por el conflicto armado en Santa Marta, no solo deben soportar la congestión, las largas filas y el intenso calor, sino también la falta de atención al parecer por falta del servicio de internet en el Centro Regional de Atención y Reparación a las Víctimas.

Durante toda la mañana, personas de todas partes de Santa Marta se trasladaron hasta el sector de María Eugenia, para recibir como de costumbre información sobre su proceso de reparación en atención a las víctimas, sin embargo, se toparon con que no había atención por falta de servicio de internet.

En Santa Marta actualmente están registradas para la atención 328.301 víctimas del conflicto armado y fue construido con una inversión superior a los $3 mil 800 millones.

Las oficinas que funcionan en el lugar son de las entidades que conforman el Snariv Distrital y Departamental, garantizando que todas las ofertas que actualmente dispongan las instituciones como la Alcaldía Distrital de Santa Marta, Sena, ICBF, Prosperidad Social, Defensoría, Procuraduría, Personería y Fiscalía, entre otras que se encuentren a la mano de la población víctima del conflicto.

 

Bajo el fuerte sol, los usuarios del punto de atención a las víctimas, no fueron atendidos al parecer por falta de internet.

 

Para muchos se torna inexplicable que una entidad del estado no brinde el servicio requerido por la falta de la red de internet, teniendo en cuenta que existen miles de beneficiados de estos programas en Santa Marta.

Yorcelis de Cabana, una de las víctimas del conflicto armado, residente en el sector de Pescaito, aseguró que hoy era el día en que había pedido permiso en la casa donde labora adelantando labores domésticas, para poder conocer su situación en el proceso de reparación, sin embargo, “lo que nos dicen, es que no hay internet y por eso no nos han podido atender”.

Ante la situación los reclamos y las arengas de las cientos de personas que se encontraban en la puerta del Centro Regional de Atención y Reparación a las Víctimas no se hicieron esperar, exponiendo inconformismo por lo que muchos consideran otra barrera para lograr su reparación.

Julio Bacca, otro usuario molesto por la situación, quien desde las 5:30 de la mañana hizo filas para ingresar al punto de atención, sin embargo “se ha vuelto costumbre que cada vez que no hay alguna falla no nos quieren atender. Ellos no nos están regalando nada, a ellos les paga el Gobierno por trabajar y atendernos”.

También podría gustarte