Crean monstruos de varias cabezas

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Es inmortal. La hidra, un pequeño animal de agua dulce se puede regenerar por completo en un nuevo animal con solo la parte más pequeña de su cuerpo. Y lo hace a la perfección: una pata, un pequeño cuerpo alargado y una cabeza tentáculo.

Pero, ¿por qué no se regenera creando múltiples cabezas? Misterio.

Ahora científicos presentaron en Nature Communications un sorprendente hallazgo: con solo un giro genético, crean un monstruo lleno de cabezas funcionales sobre el cuerpo.

Lo que parece una locura de laboratorio, tiene sentido. Lo hallado puede ser usado para estudios sobre el desarrollo humano y acerca del cáncer.

Estos son animales simples, pero regenerarse no es asunto menor. En cada regeneración se cumple el plan corporal: cabeza, cuerpo y un pie o disco base.

Se sabía que un gen, Wnt3 es esencial para el crecimiento de la cabeza, pero ¿qué inhibía que crecieran más? Debía existir un suiche que impidiera que crecieran varias cabezas, explica Brigitte Galliot, profesora de genética y evolución en la Universidad de Ginebra.

Por eso estudiaron otros parientes de la hidra, las planarias, que también se regeneran.

Así, redujeron los genes involucrados en el proceso regenerativo.

Crearon así hidras que no expresaban el gen Sp5, que se pensaba era la clave. Y en el 100 % de estas crecieron cabezas extras.

Cuando la hidra necesita una cabeza, tiene el gen Wnt3 para expresarla, y el Sp5 es un activador de compuestos que impiden que crezcan otras.

De este modo crearon hidras con múltiples cabezas

El Wnt3 se halla en mamíferos, incluidos los humanos y está involucrado en ciertos tipos de cáncer, por lo que tal vez la manipulación sea una ayuda para detener su proliferación.

Las hidras son invertebrados, depredadores, que se reproducen sexual y asexualmente. Son hermafroditas y miden de 1 a 20 milímetros.

 

 

El Colombiano

 
[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte