Fundación Centro de Bienestar para el Anciano asume el Asilo Sagrado Corazón

[themoneytizer id=”22300-1″]

Un total de 63 ancianos se encuentran actualmente en el Asilo Sagrado Corazón de Jesús. / LUIS PARRA.

Una de las entidades más representativas y emblemáticas de la ciudad, el Asilo Sagrado Corazón de Jesús, tendrá un cambio en su administración, pues pasará de las manos del Voluntariado, a ser dirigida por la Fundación Centro de Bienestar para el Anciano Sagrados Corazones de Jesús y María, en cabeza del padre Mario González.

Desde hace tiempo se viene hablando de la situación económica por la que atraviesa esta entidad, pero gracias al esfuerzo del voluntariado, de algunas entidades de la ciudad y samarios de buen corazón se ha mantenido por más de 70 años al servicio de los ancianos de la ciudad.   

Sobre su nueva administración habló el padre Mario González quien estará al frente de la entidad benéfica y quien dejó claro que el Voluntariado seguirá vinculado al Asilo.

LA FUNDACIÓN  

“Se ha creado una Fundación que se llama Centro de Bienestar para el Anciano Sagrados Corazones de Jesús y María, que es una entidad totalmente independiente de la Parroquia, se trata de una Fundación de tipo eclesial que a partir del día de hoy asume la administración del Asilo”.

¿Cómo se siente al ser elegido para administrar el Asilo?

“Como empresa humana  no deja de ser preocupante la situación de una entidad como esta, en una ciudad como Santa Marta, pero desde la fe y confiando en la providencia divina que la labor que aquí se hace, que es una labor sobre todo de caridad para ayudar a los ancianos,  tengo mucha fe y mucha confianza en lo que el señor puede hacer en esta casa, porque es un servicio muy bueno que el señor nos está pidiendo a nosotros como cristianos, como católicos, en favor de una población  vulnerable, en tiempos en que los ancianos son cada vez más relegados porque parece que no fuesen útiles a la sociedad”, explicó.

Sobre que va a pasar el trabajo de esta Fundación  y la del Voluntariado el padre Mario González dijo. “Bueno, se creó una institución de tipo eclesial  que tiene la intención, a partir de un trabajo que se ha estado realizando durante más de 30 años, que ha hecho hasta ahora el Voluntariado, pues tenemos la intención, en comunión con ese Voluntariado, sacar adelante el Asilo, mejorar las condiciones, incluso ampliar la cobertura, porque ahora no solamente tenemos la intención de asistir a los ancianos ya residentes, sino que tenemos como proyecto prestar el servicio de Casa para el Anciano, pero a modo de una guardería, es decir que los abuelitos que viven en sus casas y no tienen a nadie que los cuide en sus casas, puedan venir a pasar el día aquí y que en la tarde los recojan”.

De la misma manera dijo que, “ahora mismo hay 63 ancianos en el Asilo, comenzaremos a prestar el servicio de  Casa del Ancianos- Guardería y el otro servicio que se aspira a prestar es por ejemplo los hijo se van de viaje, van a salir del país, el anciano no puede viajar, entonces él puede esperar aquí 1o 2 meses, el tiempo que requieren, es como una Casa para el Anciano-Hotel”.

ADECUACIONES

Sobre algunos trabajos que se realizan en la entidad el padre dijo. “Primero estamos tratando de adecuar las instalaciones porque son un instalaciones que debido a la precariedad de recursos  están un poco deteriorada Entonces tenemos que arreglar muchas para luego ofrecer un servicio de mayor calidad, de mejor calidad, y con los más altos estándares de servicio que se pueda”, expresó el padre Mario González.

“El voluntariado va a seguir trabajando y serán agentes activos dentro del trabajo que se realizará  y no solamente eso, sino que no aspiramos solamente un voluntariado sino que Santa Marta se tiene que mover en función de esto, está el voluntariado Sagrado Corazón de Jesús trabajo durante tanto tiempo, pero tienen que surgir nuevas voluntariados porque a todas Santa Marta le tiene que interesar esta casa”.

El padre Mario González envió un mensaje a los samarios, “hay algo que debemos entender, que todos vamos para viejos, y que esta casa mañana puede ser la casa de cualquiera de nosotros, entonces que nos demos la oportunidad de invertir en un proyecto, incluso para nosotros mismos, atendiendo ahora las necesidades de todos los abuelos, aunque hoy por la mentalidad y la falta de principios, los abuelos son  mirados como algo que no sirve, que no  es útil a la sociedad, pero los anciano tienen mucho que aportar a nuestras vidas, que aportar a la sociedad”, afirmó el sacerdote.

EL VOLUNTARIADO SIGUE ACTIVO

Por su parte doña Sara Moisés de Dangond del Voluntariado explicó los motivos por los cuales tomaron la decisión de dejar la administración aunque no se desvincularán de ese gran trabajo que han venido realizando desde hace tantos años.

“Sí, le pasamos las riendas del Asilo a la Parroquia Sagrados Corazones de Jesús y María, pero claro que el Voluntariado sigue perfectamente, sigue colaborando, sigue vivo, sigue activo como si no hubiese pasado nada”.

Sobre la decisión de entregar la administración dijo, “desde hace varios años  se venía pensando en eso por la falta de recursos, porque por ejemplo elDepartamento no tiene forma legal de entregarle el aporte que históricamente hacía, por lo que los recursos cada vez eran menos y las necesidades más”.

Agregó que, “la Iglesia se interesó y es algo que nos pareció muy bueno y estamos en ese proceso, pero el Voluntariado sigue ahí aportando su trabajo como siempre lo ha hecho”.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte