86 barrios con alto nivel de vulnerabilidad por ´El Niño´

485
[themoneytizer id=”22300-1″]

Las entidades estatales y la Essmar buscan garantizar al máximo el suministro de agua potable en la ciudad incluso si el fenómeno de El Niño se da con toda la fuerza anunciada.

Ochenta y seis serían los barrios de Santa Marta que podrían afrontar un alto nivel de vulnerabilidad ante las afectaciones que causaría el registro del fenómeno natural de El Niño en el país, tal como lo ha pronosticado el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -Ideam-.

 

Así lo establecieron los participantes en la primera reunión del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD) del año 2019, que fue convocada por la Oficina de Gestión de Riesgos y Calentamiento Global del Distrito de Santa Marta -Ogricc-

La información se fundamenta en lo establecido en el mapa de amenazas que se ha elaborado en la ciudad con el fin de que los diversos organismos del Estado y de atención de emergencias se preparen para afrontar de la mejor forma posible la coyuntura que generaría el registro del mencionado fenómeno natural caracterizado por la falta de lluvias y temperaturas muy altas.

Al mismo tiempo, para que coordinen con las mismas comunidades la forma cómo deberían de actuar ante situaciones como: desabastecimiento de agua potable y la posible ocurrencia de incendios de cobertura vegetal.

También para que conjuntamente con las autoridades sanitarias y la comunidad se labore en evitar la proliferación de plagas que generan el riesgo alterno de propagación de enfermedades debido a las altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones que se evidencian durante la llegada de este tipo de anomalías; creando el escenario perfecto para la reproducción de insectos como el mosquito Aedes Aegypti, principal transmisor de enfermedades como eldengue, zica y chicunguña.

Ante esto y durante el desarrollo de la sesión del CMGRD, el director de la Ogricc, Jaime Avendaño, destacó la importancia del trabajo de  articulación que elDistrito ha realizado con las comunidades más vulnerables, gracias a la conformación de los Comités Barriales Samarios (Cobasa) y los también  voluntarios miembros de la Red Comunitaria de Alerta y Emergencia (Recale), que ha facilitado según el funcionario, el contacto con gran parte de los 86 barrios que se encuentran de acuerdo al mapa de amenaza de la ciudad, en un alto nivel de riesgo por  desabastecimiento del líquido vital y a su vez en zonas propensas a la ocurrencia de incendios de cobertura vegetal, lo que garantiza en cierta forma, acciones de respuesta y rápida asistencia a esas comunidades.

Asimismo, la Ogricc entregó un parte de tranquilidad a la comunidad samaria al señalar que la ciudad “tiene una empresa sólida, que ha realizado un proceso de mejoramiento de la infraestructura del servicio de acueducto… que permite que la mayor cantidad de agua llegue a donde antes no llegaba por conexiones herradas. Es decir, ahora tenemos un mayor sistema de eficiencia., logramos transportar el agua que comenzamos a tratar”, expresó Avendaño.

El director de la entidad afirmó, de forma alterna, que una de las ventajas de Santa Marta frente a esas condiciones adversas  es contar con una batería de pozos  fortificadas y con capacidad para  suplir la necesidad de consumo de agua; así como la experiencia que asegura haber ganado el gobierno distrital en elmarco de crisis de  los años 2014, 2015 y parte del 2016, en las que se ha demostrado “la capacidad de gerenciar y aprovechar de manera eficiente efectiva, la cantidad de agua disponible”.

De no resultar suficiente la capacidad de respuesta del Distrito, es decir que en la ciudad se experimente una emergencia debido al desabastecimiento de agua, en la que las fuentes principales de captación del líquido y los pozos lleguen a su equilibrio natural de consumo, se da paso a la búsqueda de fuentes alternas de abastecimiento en lo que necesariamente se espera contar con la ayuda del gobierno nacional, tal como aconteció en el pasado reciente.

La Ogricc ha aclarado que esta crisis sólo sería posible en los siguientes dos escenarios: el primero que se materialice el fenómeno de El Niño y el segundo, que se mantenga el mismo hasta el mes de julio sin que existan precipitaciones que generen equilibrio sobre la situación.

ALGUNOS DE LOS BARRIOS:

Algunos de esos 86 barrios serían: María Eugenia, Pastrana, San José del Pando, Las Acacias, Villa del Carmen, San Fernando, San Jorge, Nacho Vives, DivinoNiño, Chimila, Altos Delicias, Los Alpes A y B, Cerro Tres Cruces, Zarabanda, Los Fundadores, Primero de Mayo, entre otros.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte