Yalitzia Aparicio: De maestra rural al ‘Oscar’

397

Yalitza Aparicio, profesora mexicana que debutó como actriz en ‘Roma’ de Alfonso Cuarón.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

La protagonista de ‘Roma’, de Alfonso Cuarón consigue la nominación a Mejor actriz, la primera para una mexicana en 17 años. Pero la primera actriz mexicana en ser nominada por la Academia por su actuación en la película ‘Broken Lance’, en 1954, sería Katy Jurado (quien hoy tendría 94 años). En el 2002, sería nominada Salma Hayek (“Frida”).

Sobre el filme y para esta misma sección, ya había analizado la cinta y escribía: “con una fotografía y puesta en escena impecable, la película de Cuarón y su gusto por la cámara a la hora de rodar largos planos, las actuaciones que escrutan trasferir autenticidad y los diálogos en los que las frases resultan a veces entrecortadas y expresiones muy coloquiales; estamos ante una obra maestra.

Y es que su incondicional apuesta por el ejercicio de estilo, nos lleva ante una pieza que procura remitirnos al mejor cine clásico, sin estar cargado de personajes ambiguos, sino que dejan ver ‘visiblemente’ (que valga lo tautológico) sus auténticas intenciones, esgrimiendo atmósferas agradables en situaciones propias sobre la humildad del ser humano”.

Yalitzia Aparicio en el roll de Cleo (y como un regalo de la vida) es nominada pues por la Academia. Y si bien hay muchas actrices que llevan toda una carrera y nunca han sido nominadas, la diosa Kairos siempre se sale con la suya. Este logro, socava la eficaz metamorfosis que ha sufrido esta maestra rural nacida en el Estado de Oaxaca.

Aparicio, que nunca antes se había colocado frente a una cámara de cine, compite en la categoría femenina junto a Glenn Close, Olivia Coleman, Lady Gaga y Melissa McCarthy. Es la primera ocasión (reitero) desde 2002 que una mexicana aparece en la categoría de mejor actriz, cuando Salma Hayek era nominada por su trabajo en la cinta “Frida”.

El diario español “El País”, asevera: “sobre Aparicio pendía la temible espada que amenaza la mayoría de las vidas de Tlaxiaco, un municipio de 40.000 personas donde cuatro de cada 10 casas no tienen drenaje. La pobreza y las carencias restringen la existencia de cientos de jóvenes que no pueden romper un ciclo inevitable.

A inicios de 2019, el alcalde de Tlaxiaco fue asesinado minutos después de haber jurado el cargo. La violencia no es una desconocida para la familia Aparicio Martínez. La madre de Yalitza, Margarita, es una indígena triqui originaria de San Juan Copala, una etnia rota por los acerados odios entre sus grupos políticos que han llevado a contar por decenas los homicidios en la comunidad”.

No hay que ser un adivino para garantizarle a esta mujer su éxito en el cine mexicano. De ahora en adelante, todos los ojos de los productores estarán fijado en esta mujer que irradia serenidad, juventud, ternura e inteligencia, aunque muchos crean que por apariencia no lo es.

Para esta mujer todo cambió cuando Edith (la mayor de los hermanos Aparicio Martínez), idealizó cambiar su destino. Ella era la más abierta y comunicativa y se sintió capaz de responder al llamado de un casting para una película y había resuelto que su hermana Yalitza la acompañara.

Pero la vida es la vida, y la que resultaba escogida era precisamente Yalitza. Y es que esta historia, una vez más deja la enseñanza sobre las oportunidades que ofrece la vida misma.

A veces, es mejor ser como esas espigas del campo que se adecúan al viento (y a sus embates), porque son dúctiles, porque son tenues y pacientes.

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte