¿Para qué sirve (y qué tan legal es) que Venezuela tenga un presidente interino?

335

La convulsión política en Venezuela se agudizó desde el miércoles por la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino.

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Venezuela amaneció este jueves 24 de enero con dos presidentes: uno de facto (Nicolás Maduro) y otro (Juan Guaidó) que apoyado por la Asamblea Nacional asumió en derecho en la víspera.

La convulsión política que generó este hecho motivó que los principales aliados de Venezuela en el mundo tomaran partido por uno u otro lado. Las fichas del ajedrez geopolítico se movieron a favor de Maduro, o en contra de él, con Rusia y Estados Unidos encabezando cada uno de los bandos.

“El presidente interino es una figura que normalmente se emplea en los regímenes republicanos, de los sistemas democráticos, para cumplir la función del presidente titular cuando este no puede cumplir con sus funciones. Normalmente se usa esta figura cuando ocurren enfermedades o ausencias forzadas de parte del presidente titular”, explicó Luis Fernando Vargas, docente de relaciones internacionales de la Universidad Eafit..

Aunque la figura de interino no está explícita en la constitución venezolana vigente, por lo menos tres artículos plantean el escenario hipotético de que el presidente titular no pueda continuar con sus funciones:

“Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”. señala un fragmento del artículo 233.

De hecho, Juan Guaidó levantó el miércoles su mano derecha y anunció que asumía las competencias del Ejecutivo como presidente encargado tras señalar que se aferraba a los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución lo que debería ofrecerle un blindaje legal.

El abogado especialista en Derecho Constitucional, José Vicente Haro, explicó a Efe que Guaidó fue extremadamente cauto al dar el paso para permanecer en el terreno de la legalidad:

Lo que hizo Guaidó “para poder asumir como presidente encargado de la república es legal, es constitucional y es legítimo”, asegura Haro.

Carlos Romero, politólogo e internacionalista de la Universidad Central de Venezuela, calificó la actual situación como una dualidad de poder que deberá ser tratada con mucho cuidado por parte del contexto internacional:

“Las implicaciones de la toma de posesión como presidente interino son muchas en el contexto geopolítico. En primer lugar pone de cabeza a todos los gobiernos que tienen que decidir a cuál de las dos administraciones están apoyando y reconociendo. Además, puede dar paso a la intensificación de las relaciones de Venezuela – la del proyecto socialista que está próximo a cumplir 20 años – con países foráneos a la región como los casos de China, Rusia y Turquía” .

El último artículo que mencionó Guaidó en su juramento, el 350, empodera a los venezolanos en la fidelidad de “su tradición republicana” a desconocer a “cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

 

¿Qué tanto puede gobernar Guaidó?

Para Jose Alberto Toro, docente de la escuela de Derecho de Eafit, Guaidó no tendrá mayor margen de acción como presidente mientras no logre el apoyo de gran parte de los militares:

“La dificultad radica en que Guaidó no tiene la capacidad de regular y controlar ni la administración pública ni las fuerzas militares, por eso la capacidad ejecutiva de acción es muy poca, a lo sumo tendrá cierta legitimidad y capacidad de acción internacional.

 

El Colombiano

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte