Aeropuertos aún son útiles para los narcos

La Policía Antinarcóticos ha encontrado cocaína camuflada hasta en frutas (foto), por eso el aumento en controles. 

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Los grupos narcotraficantes le siguen apostando al envío de droga a través de las terminales aéreas del país, y eso se ve reflejado en la cantidad de estupefacientes que son incautados en los principales aeropuertos (Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena). En promedio, son decomisados 3,4 kilos de cocaína cada día.

Algo similar ocurre con las personas que son detenidas al ser sorprendidas con droga en las diferentes terminales. En los últimos dos años fueron capturados 590 individuos y de esa cifra hay un importante número de ciudadanos extranjeros: 134.

El más reciente caso que se presentó de un foráneo que intentó sacar alucinógenos de Colombia ocurrió el pasado 12 de enero en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá.

Allí la Policía Antinarcóticos sorprendió a un hombre nacido en Malasia, quien intentaba sacar del país cocaína camuflada en limas para pies.

Al ver sospechosa a esta persona, los agentes decidieron revisar su equipaje y allí encontraron cerca de 50 limas que llevaban aproximadamente 830 gramos de cocaína, que había sido impregnada en esos elementos de aseo.

Esta persona, según las autoridades, tenía como destino final Río de Janeiro, Brasil.

Pero, ¿por qué hay tantos extranjeros capturados por este delito? EL COLOMBIANO consultó con los generales en retiro de la Policía, Luis Ernesto Gilibert y Ricardo Restrepo, quienes explican los escenarios que se pueden dar para que intentar sacar droga del país resulte tan atractivo.

Según Gilibert, quien fue director de la Policía Nacional en el 2000, la respuesta va más encaminada a la ingenuidad que pueden tener muchas personas sobre cómo es el trabajo antinarcóticos en el país.

“Los extranjeros siempre nos ven a nosotros como posibles organizaciones policiales susceptibles de burlar, se montan en la idea de venir acá, conseguir la droga y aspiran a sacarla, pero no calculan los medios y la tecnología que se tiene actualmente para que sean detectados, entonces creo que es más desconocimiento, ingenuidad. Sí, es fácil conseguirla acá pero no sacarla”, dijo el exoficial.

Por su parte, Restrepo, quien hasta hace tres años fue el director de la Policía Antinarcóticos, dice que hay tres tipos de foráneos que llegan con la intención de sacar alucinógenos según lo que han detectado las autoridades.

“Uno es el ciudadano que tiene problemas de adicción, que llega al país a consumir y con la intención de llevar de regreso varias dosis. El otro es el enviado por las redes de narcotráfico para poder sacar la droga y que esas organizaciones las comercialicen, y también están quienes por sus propios medios vienen con el fin de comprar barato en Colombia e intentar salir con varios kilos para poder vender por un precio mucho más elevado”, añadió el general (r).

Por las terminales aéreas del país se mueve, en su mayoría, cocaína, marihuana y drogas sintéticas.

Según cifras suministradas por la Policía Antinarcóticos (ver infografía), El Aeropuerto El Dorado en Bogotá es el que más operatividad exige a las autoridades. Allí, entre 2017 y 2018, fueron incautados 1.857 kilos de cocaína, 236 kilos de marihuana y 29.745 dosis de 2CB o LSD. En ese mismo periodo fueron capturadas 361 personas.

En Cali (jurisdicción de Palmira), está la segunda terminal aérea con más resultados. Allí, en los últimos dos años, fueron capturados 102 individuos y fueron decomisados 164 kilos de cocaína y 361 kilos de marihuana.

Mientras tanto, en el José María Córdova de Rionegro, resultaron detenidas 54 personas y la policía se incautó de 63 kilos de coca y 24 de marihuana en el mismo periodo de tiempo (2017-2018).

Dice la Policía que los destinos más cotizados para los narcotráficantes son España, México, Francia y Alemania.

También aclaran que los ciudadanos venezolanos y mexicanos son los que más han caído en manos de la justicia, además se tienen casos registrados de guatemaltecos y españoles.

“Daremos continuidad a la afectación del sistema de drogas ilícitas, a los actores dinamizadores del narcotráfico, que han vinculado esta actividad ilícita como eje principal para fortalecer sus componentes logísticos y estructurales; igualmente enfilaremos todos nuestros esfuerzos a la afectación de sus economías criminales, asegurando mínima reinversión en el negocio, haciéndolo inviable para estas organizaciones criminales” afirmó el director de Antinarcóticos, general Fabián Laurence Cárdenas Leonel.

Quienes han sido capturados con droga en los aeropuertos se exponen, dependiendo de la cantidad incautada, a penas que van entre los cinco y diez años de cárcel, según dice el código penal colombiano.

Sobre la cantidad de capturados, el general (r) Gilibert advierte que las organizaciones narcotráficantes no tienen inconvenientes en montar en un avión a tres o cuatro “mulas”, como son conocidas las personas que salen con droga, y que una de ellas sea atrapada por las autoridades.

“Hay muchas estrategias, en el avión pueden ir varias mulas cargadas y una de ellas es delatada por los mismos narcotraficantes para que la policía se concentre en un solo caso”, explica.

 

Los Aircop y su expansión

En 34 aeropuertos de África, Medio Oriente, Latinoamérica y el Caribe, Naciones Unidas tiene un componente de un grupo llamado Aircop, que se encarga de intercambiar información sobre los movimientos del narcotráfico para poder evitar que la droga llegue a sus destinos.

En Colombia, solo hay un grupo Aircop en El Dorado, sin embargo, EL COLOMBIANO conoció que para este año las terminales aéreas de Rionegro, Cali y Cartagena tendrán sus propios grupos con el fin de mejorar la capacidad de antinarcóticos.

“Lo que buscamos con estos proyectos es el intercambio de información. Que esta circule rápido y para eso tenemos grupos interagenciales en cada terminal aérea, allí tenemos salas de trabajo compuestas por policía, migración y aduana. Son entre 20 y 30 personas que son capacitadas por la ONU y los volvemos grupos de élite que cuentan con plataformas de información que garantiza el flujo con los otros grupos en diferentes partes del mundo”, le explicó a este diario Sergio Naranjo, de la Oficina de Crimen y Droga de la ONU y coordinador para América de Aircop.

Cifras entregadas por ese grupo indican que en esta parte del mundo, el aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo, Brasil, es donde más se incauta cocaína (cerca de 1.5 toneladas anuales en promedio), seguido de El Dorado, segunda terminal donde más se decomisa esa droga (aproximadamente 1.3 toneladas anuales).

“Ahora la mayoría de capturas e incautaciones no son tanto por estudio físico a las personas, ya ahora es más por las listas que se vienen compartiendo entre los aeropuertos los grupos Aircop”, añade Naranjo.

Además de Medellín, Cali y Cartagena, la ONU plantea activar otros grupos en Trinidad y Tobago, Costa Rica, Ecuador y Cuba.

“Estos grupos están enseñados para detectar esos métodos más imperceptibles como puede ser la cocaína impregnada en ropa o líquida que se camufla en muchas cosas e incluso en cajas de cartón que guardan otros productos”, añade el funcionario.

 

Fechas de especial cuidado

Las “mulas” no son el único método de envío de alcaloides, también las encomiendas y por eso, justo en esta época, la Policía Antinarcóticos puso en marcha el “Plan Pétalo”, con el que buscan evitar que varios de esos cargamentos salgan contaminados con algún tipo de droga.

“300 hombres y mujeres en el Aeropuerto Internacional El Dorado y el Aeropuerto Internacional José María Córdova, se prepararon durante 50 días para poner en marcha la estrategia y evitar que los narcotraficantes contaminen las exportaciones, garantizando ambientes de trabajo confiables y reduciendo los riesgos durante el desarrollo de las operaciones” dijo la Policía.

El año pasado Colombia exportó 690 millones de tallos; es decir, aproximadamente 31.5 toneladas de flores, y la idea es no dejar que el ingenio de los narcos se aproveche de estas fechas, ya que en años anteriores se logró detectar cocaína no solo camuflada en las cajas de flores, también impregnada en tallos o en los mismos pétalos.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte