´Batalla´ política en España por nueva crisis venezolana

[themoneytizer id=”22300-1″]

 

La crisis en Venezuela por la autoproclamación del jefe del Parlamento opositor Juan Guaidó como presidente interino elevó nuevamente la temperatura política en España, con el gobierno socialista atrapado entre las presiones de la oposición de derechas y sus aliados de izquierda radical.

Unos, los conservadores Partido Popular y Ciudadanos le reclamaban el reconocimiento del autoproclamado presidente. Otros, Podemos, denuncian un “golpe de Estado” contra el régimen de Nicolás Maduro. 

En medio, el gobierno español de Pedro Sánchez optó por la prudencia haciendo suyo el posicionamiento europeo: reclamar la celebración de unas nuevas elecciones pero evitando legitimar a Guaidó.

Entre las razones de esta posición están la falta de consenso en la UE, la voluntad de evitar una posición injerencista y de defender los intereses económicos y los ciudadanos españoles en Venezuela. Pero también la propia coyuntura política de España, apunta Anna Ayuso.

Investigadora principal para América Latina en el centro de estudio de asuntos internacionales CIDOB de Barcelona, Ayuso explica a la AFP que “Venezuela, desde hace años, se ha convertido en un tema de política interna” en España.

El país petrolero aparece con frecuencia en los debates del Congreso y los medios españoles siguen con frecuencia la evolución de su enquistada crisis política y económica. 

Además, 250.000 venezolanos viven en España según la estadística oficial, donde los seguidores de la oposición suelen reproducir las protestas antigubernamentales.

“Nosotros esperamos que muy pronto, de manera definitiva, el gobierno de España pueda pronunciarse reconociendo la legitimidad de Juan Guaidó”, dijo a la AFP uno de sus líderes, Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas residente en Madrid desde noviembre, cuando escapó de su arresto domiciliario.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte