Roger Stone inculpado en pesquisa de la trama rusa

251
[themoneytizer id=”22300-1″]

 

Al salir de la corte, el consultor político Roger Stone de 66 años anunció que se declarará “no culpable” de lo que llamó cargos con tinte “político” de la pesquisa dirigida por el fiscal especial, Robert Mueller.

                                        

Roger Stone, “viejo amigo” y asesor larga data del presidente estadounidense, Donald Trump, fue arrestado e inculpado en la investigación por supuesta connivencia entre el equipo de campaña del mandatario y agentes rusos, y luego liberado bajo fianza. 

Al salir de la corte, el consultor político de 66 años anunció que se declarará “no culpable” de lo que llamó cargos con tinte “político” de la pesquisa dirigida por el fiscal especial, Robert Mueller.

Stone está acusado de mentir sobre sus relaciones con WikiLeaks, la organización que publicó correos electrónicos pirateados contra la rival demócrata de Trump, Hillary Clinton. 

Al comentar sobre las condiciones del arresto a su exasesor, detenido por policías fuertemente aramados durante una redada antes del amanecer en su casa de Fort Lauderdale, filmada por CNN, Trump volvió a denunciar con furia una “caza de brujas” en su contra.

“¡La caza de brujas más grande en la historia de nuestro país! no hay colusión! Coyotes fronterizos, narcotraficantes y traficantes de personas reciben un mejor trato. ¿Quién alertó a CNN para estar allí?”, tuiteó.

Stone, un veterano estratega político, es el último miembro cercano a Trump implicado en las investigaciones de Mueller.

Stone fue liberado bajo fianza de 250.000 dólares después de comparecer a última hora de la mañana en un tribunal de Florida.

El confidente del presidente fue acusado de siete cargos, entre ellos falso testimonio, manipulación de testigos y obstrucción de los procedimientos oficiales. 

“Me declararé no culpable de esos cargos”, dijo. “Creo que esta es una investigación motivada políticamente”.

A su alrededor, se oían gritos de “¡Enciérrenlo!”, una referencia al eslogan “¡Enciérrenla!” lanzada por los partidarios de Trump durante la campaña de 2016 contra Clinton. 

Stone insistió en que no “testificará contra el presidente”. “Soy uno de sus amigos más antiguos, soy un ferviente partidario del presidente, creo que está haciendo un gran trabajo”, afirmó.

La Casa Blanca rechazó que esto implique a Trump, quien ha negado cualquier connivencia con agentes rusos. “Esto no tiene nada que ver con el presidente y, ciertamente, nada que ver con la Casa Blanca”, dijo la portavoz Sarah Sanders a CNN. 

Esta acusación es la primera en meses que emite Mueller, que examina los esfuerzos rusos para influir en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, y si Trump y sus asesores intentaron obstruir a la justicia.

Stone, quien inició su carrera como asistente de campaña de Richard Nixon y tiene un tatuaje en la espalda del primer presidente de Estados Unidos que renunció a su cargo, ha asesorado en varias campañas políticas estadounidenses en las últimas décadas.  

Fue uno de los primeros miembros de la campaña de Trump y, aunque se retiró meses después, siguió estrechamente vinculado al hoy mandatario en las elecciones de 2016, según la acusación, que indicó que en ese marco tuvo que ver con las filtraciones de WikiLeaks.

“En o alrededor del 4 de octubre de 2016, (un) partidario involucrado en la campaña de Trump le preguntó a Stone a través de un mensaje de texto si había ‘escuchado más de Londres'”, donde está refugiado Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, señala la acusación.

“Stone respondió: ‘Sí, quiero hablar en una línea segura. ¿Tienes WhatsApp?’ Posteriormente, Stone le dijo al partidario que se publicaría más material y que sería perjudicial para la campaña de Clinton”, agrega. 

WikiLeaks ha negado cualquier comunicación directa con Stone. Y en diciembre de 2018 Stone negó haber tenido contacto con Assange durante la campaña presidencial de 2016.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte